Cuando el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados se preocupa por los "muros legislativos" – Adáraga

Síguenos en Twitter y no te pierdas ningún contenido

Cuando el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados se preocupa por los «muros legislativos»


Marie Delarue | 25/11/2021

Un informe, realizado en marzo de 2021 por tres centros europeos independientes, concluyó que era «la muralla del mundo», por usar la frase de Damien Simonneau, investigador del Collège de France y autor de L’Obsession du mur. De hecho, los números hablan por sí mismos: de seis muros en 1989 hemos crecido a casi 63 muros físicos en las fronteras estatales en la actualidad, dice este informe.

Si los últimos veinte años «incluso han sido especialmente prolíficos en muros y otras vallas electrificadas», también hay que señalar que el objetivo ha cambiado desde el siglo pasado. De hecho, cuando el Muro de Berlín «pretendía evitar la huida de los habitantes del bloque del Este, estos nuevos muros sirven más para evitar que otros entren».

Si hemos hablado mucho del muro de Trump en la frontera con México, olvidándonos de paso que él no fue el iniciador, tuvimos cuidado de no decir que la Unión Europea no hace lo propio: se han construido mil kilómetros de muros a lo largo de sus fronteras durante los últimos veinte años cuando los famosos acuerdos de Schengen tuvieron éxito en la libre circulación de personas. Por allí ha pasado una inmigración ilegal masiva y el actual conflicto en la frontera entre Bielorrusia y Polonia tiende a demostrar que probablemente estemos sólo al comienzo de estos «muros» del mundo occidental.

SUGERENCIA:   Lecciones desde el Lejano Oriente: la revista en papel de Adáraga analiza la realidad china

Estos hechos también arrojan especial luz sobre las palabras de Filippo Grandi, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, quien dice estar preocupado por los «muros legislativos» que los países de la Unión Europea quieren erigir contra los migrantes.

Preguntado por el diario Le Monde sobre esta crisis, pide la «desdramatización» del tema de los migrantes. «Hay que restar importancia al tema de la migración. No tiene sentido politizar este tema, todo lo contrario», dijo. Un punto de vista ciertamente válido en el papel o en el despacho de un alto funcionario internacional, pero que no parece corresponder a la realidad sobre el terreno. Ciertamente, sin duda tiene razón cuando considera que «el destino de estos pocos miles de personas (me) parecía manejable, sin pánico y sin la idea de que solo la construcción de muros y la represión serían las soluciones», justo cuando enfatiza que la instrumentalización de los inmigrantes «no resuelve nada y además demuestra la vulnerabilidad de Europa. Lo que sólo animará a quienes quieran explotar esta debilidad». El hecho es que, sí, la cuestión es política. Es solo eso.

Desde lo alto de su torre de marfil, lejos del barro de los campamentos y de los disturbios de la pobreza, el alto comisionado lamenta que «las corrientes políticas presionen para restringir el espacio de asilo tomando como justificación lo que está sucediendo hoy» porque, dijo, «esta erosión y la restricción de acceso a personas realmente demandadas de protección internacional son muy preocupantes y contrarias a los valores proclamados por la Unión».

SUGERENCIA:   Una vulgata lamentable: un extracto del libro La Nueva Derecha: Por una crítica positiva

«¿Es posible todavía hoy un verdadero debate sustantivo sobre la migración?», pPregunta el periodista de Le Monde, al que no le falta sal cuando sabemos que la pregunta siempre ha sido tabú en el diario que pretende encarnar la virtud republicana… «La politización y la estigmatización la han vuelto tóxica», responde Filippo Grandi. «La migración ya no se reconoce como necesaria, por varias razones. Es necesario regular la migración económica y cuanto más se gestione, más se reducirá la migración irregular. Esta buena gestión también significaría que el canal de asilo ya no sería el único que podrían utilizar las personas que deseen migrar».

Este es el sentido común, el defendido durante décadas por estos políticos que Le Monde y el señor Grandi no quieren ver. Por desgracia para nosotros, parece que es bastante tarde para pensar en ello.

Fuente: Boulevard Voltaire

Imagen: Autor desconocido: Manifestación pro-inmigración en Estados Unidos

 

Marie Delarue
Marie Delarue es escritora, músico y artista visual.

Ya a la venta el número 8 de la revista en papel de Adáraga



La edición en papel de Adáraga ofrece en su número 8 ensayos y artículos de las mejores firmas con un nuevo diseño. También incluye una sección de reseñas de libros destacados.

COMPRA CON PAYPAL ESPAÑA

COMPRA EN AMAZON

COMPRA EN RINCÓN HISPÁNICO

Recibe gratis el boletín de Adáraga

Introduce tu dirección de correo electronico y no te pierdas ningún nuevo contenido de Adáraga.



Solo recibirás un e-mail diario y nunca SPAM. Este servicio está proporcionado por FeedBurner y funciona bajo sus condiciones de servicio.

Lo más popular en YouTube

José Antonio Bielsa Arbiol: «España ha aceptado el satanismo anticatólico»


Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en YouTube

Podcast en Ivoox

Clicka aquí para suscribirte a nuestro podcast en Ivoox

Contenidos sugeridos

Temas destacados

Catolicismo Comunismo Conflictos Economía España Estados Unidos Eurasia Europa Facta Filosofía Historia Hispanidad Historia Identidad Inmigración Islam Liberalismo Nacionalismo Nueva Derecha Nuevo Orden Mundial Populismo Tradición





Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



↑ Subir
Acerca | Contacto | Aviso legal | Condiciones de venta | Protección de datos | Cookies