Alemania y Austria: las pesadillas germánicas – Adáraga

Síguenos en Twitter y no te pierdas ningún contenido

Alemania y Austria: las pesadillas germánicas


Georges Feltin-Tracol | 30/01/2022

La atracción de los escritores franceses por la germanidad es antigua y persistente. Voltaire discutió con Federico II de Prusia. Ernest Renan admiraba la cultura alemana antes de los reveses de 1870. En el siglo XX, Alphonse de Châteaubriant puso todas sus esperanzas en Alemania. Durante la Guerra Fría, los comunistas celebraron la República Democrática Alemana. En cuanto a los conservadores cristianos, aclamaron a Austria-Hungría como un modelo ejemplar de organización sociopolítica. Algunos incluso llegaron a alabar las últimas asambleas ciudadanas de los cantones alpinos de Suiza.

Esta comprensible atracción está dando paso a un cierto temor. En Austria, el «niño prodigio» del conservadurismo liberal, Sebastian Kurz, canciller federal durante tres1 años, ha dimitido de su cargo y ha abandonado la política, tras las estruendosas revelaciones de secuestro de encuestas a costa de los contribuyentes. Tengan por seguro que Kurz trabaja para el libertario transhumanista Peter Thiel y preside un cenáculo conmemorativo subvencionado. No olvidemos que este bebé canciller quería combatir el movimiento identitario. Además, ¡los símbolos del renacimiento albo-europeo en Austria están prohibidos! Su sucesor, Alexander Schallenberg, sólo permaneció dos meses en este prestigioso puesto antes de volver al Ministerio de Asuntos Exteriores. Estas vicisitudes no impiden que se mantenga el acuerdo alcanzado en 2019 entre los conservadores y los Verdes.

Conocido por su multiculturalismo y atlantismo, Schallenberg hizo izar la bandera israelí sobre su ministerio en mayo de 2021. Como canciller, Schallenberg probablemente considera a los no vacunados como palestinos de habla alemana. Impuso a sus compatriotas un estricto reconcomiendo y la vacunación obligatoria. Las nuevas víctimas ya no pueden, por ejemplo, ir a la peluquería o a comprar un libro. Los Verdes austriacos están tan preocupados por los derechos de los hombres, las mujeres y las personas no binarias que aprueban este apartheid sanitario. Alexander Schallenberg, que fue impopular muy pronto, acaba de dar paso a Karl Nehammer, cuya línea es más conservadora. El nuevo canciller ha expresado, en efecto, una tímida intención de suprimir algunas de las limitaciones higiénicas de los neoexcluidos.

El vecino de Alemania sigue en el camino del despotismo sanitario. El 8 de diciembre de 2021, el gobierno de dieciséis años de Angela Merkel llegó finalmente a su fin. Su vicecanciller y ministro de Economía, el socialdemócrata Olaf Scholz, le sucederá y por primera vez liderará una inédita «coalición de fuego tricolor», una alianza entre los socialdemócratas rojos, los verdes y el FDP (Partido Liberal Democrático) amarillo.

La «coalición tricolor» cumple todos los requisitos de la corrección política. Mejor aún que el macronismo francés, estamos ante un gobierno a la vez multiculturalista, cosmopolita, de género, liberal-libertario y banquero. En resumen, es una Angela Merkel peor. El vicecanciller es el verde Robert Habeck, que también es ministro de Economía y Clima. ¿Cuándo habrá un Ministerio del Interior y de la Digestión? Las finanzas van a parar al líder del FDP, Christian Lindner, que aboga por volver a una estricta austeridad presupuestaria a partir del año que viene. El Secretario de Estado de la Cancillería para Asuntos Económicos y Europeos, Jörg Kukies, es un antiguo copresidente del consejo de administración de Goldman Sachs. Este tipo está asesorando a Scholz de forma independiente, por supuesto. El nuevo gobierno federal se compromete a legalizar el uso recreativo del cannabis, a ratificar el tratado de prohibición de las armas nucleares, a comprar drones de combate de nueva generación y a cerrar inmediatamente las últimas centrales nucleares.

SUGERENCIA:   Represión: ¡la soga se aprieta!

El atlantismo se reafirma con la verde Annalena Baerbeck en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Está haciendo todo lo posible para cerrar North Stream 2. El alcance rusófobo de este acuerdo heterogéneo se expresa a través de la socialdemócrata Christine Lambrecht. El 18 de diciembre de 2021, el nuevo ministro de Defensa (¡un ministerio secundario en un país que lleva tanto tiempo castrado!) declaró que «Alemania y sus aliados deben tener en el punto de mira al presidente ruso Putin y su séquito». ¡Esto es casi una declaración terrorista! ¡Qué no hubiéramos protestado si un funcionario iraní o ruso hubiera anunciado que tenía en la mira a Emmanuel Macron o a Boris Johnson!

Este belicismo incansable aumenta la creciente inestabilidad de los márgenes orientales de Europa. Resuena el autoritarismo doméstico vigente. La vacunación obligatoria en beneficio de la Big Pharma está prevista para los próximos meses. Con el trío Scholz-Habeck-Lindner, no es bueno ser un escéptico de las vacunas. Sin embargo, los diputados del FDP siguen siendo los más reacios a aceptar estas restricciones. También se intensifica la represión de la disidencia intelectual y cívica. El 15 de diciembre, en una de sus primeras declaraciones oficiales, Scholz afirmó que «el extremismo de derechas es la mayor amenaza para la democracia en Alemania». Por lo tanto, el Gobierno luchará con todas sus fuerzas contra el extremismo de derechas. Esta obsesión casi psiquiátrica se traduce en un acoso diario.

En Libération del 27 de diciembre de 2021, el periodista Christophe Bourdoiseau se desplazó a Friburgo, donde «en Sajonia, los identitarios se hacen cargo de la campaña antivacunas». Los opositores a las vacunas y/o al pasaporte vacunal se manifiestan con el firme apoyo de activistas de la AfD, la Tercera Vía y los «Sajones Libres». El corresponsal especial del diario liberal de izquierdas cita a Hans Vorländer, politólogo de la Universidad de Dresde que escribió un informe sobre «Coronavirus y populismo de derechas». Seguimos esperando una investigación seria sobre «Sida e izquierdismo»…

SUGERENCIA:   Los 5 libros imprescindibles en 2022 para la reconquista cultural

Varias regiones alemanas prohíben las manifestaciones de más de diez personas. Para sortear esta infracción legal, los opositores cruzan por los pasos de peatones en ambas direcciones, entran y salen de los supermercados y caminan por los parques públicos. En definitiva, explica el santurrón académico en tono sentencioso, «la fuerza pública es incapaz de imponer ninguna autoridad». El Estado es ridiculizado. Es una expresión de su desprecio por la democracia. Ah, si fueran inmigrantes…

Como segundo partido de la oposición, por detrás de la CDU y por delante de Die Linke, la AfD se ve constantemente acosada por los demás grupos. Por ejemplo, los miembros de la AfD debían presidir tres comisiones en el Bundestag, incluida la de Interior. Desafiando la práctica parlamentaria, son nombrados por votación secreta y los candidatos de la AfD no son elegidos. Las presidencias siguen vacantes por el momento. En las regiones, las Oficinas Regionales para la Protección de la Constitución, es decir, la policía política alemana que trata de disolver cualquier movimiento patriótico e identitario, vigilan las secciones locales del principal movimiento de oposición nacional.

En junio de 2021, la Oficina Federal de Protección de la Constitución llegó a situar a la editorial Antaios como «caso sospechoso». Fundada y dirigida por Götz Kubitschek y su esposa Ellen Kositza, esta honorable editorial se atreve a publicar a pensadores de la Revolución Conservadora y a traducir libros de Jean Raspail, Renaud Camus, Richard Millet y Alain de Benoist. Padre de siete hijos, Götz Kubitschek es una figura importante de la Nueva Derecha. Antiguo colaborador del periódico Junge Freiheit, inauguró en 2000, junto con Karlheinz Weissmann, el Institut für Staatspolitik (Instituto de Política Estatal), un grupo de reflexión nacional-conservador. En 2003, lanzó la excelente revista Sezession. Todas estas actividades molestaron a las autoridades regionales y federales. Si Götz Kubitschek hubiera agitado el bienestar de los inmigrantes ilegales o el rendimiento óptimo del cáñamo, el sistema le habría animado. En cambio, prefiere luchar por el futuro de su propio pueblo.

Al otro lado del Rin se libra una auténtica guerra cultural. Este conflicto es total. Sus autores sueñan con nuestra extinción como albo-europeos en nuestro propio suelo ancestral. Debemos reaccionar y luchar. Establezcamos fuertes vínculos con todos los opositores convencidos del «Viejo Desorden Cosmopolita».

Georges Feltin-Tracol: Zemmour y la sombra romana de Francia. Letras Inquietas (Enero de 2022)

Imagen: Mojpe: Mapa de Europa

 

Georges Feltin-Tracol
Georges Feltin-Tracol es un ensayista y pensador político vinculado inicialmente a la Nueva Derecha y al movimiento identitario. En la actualidad, defiende posiciones solidaristas. En España, ha publicado varios libros sobre esta escuela de pensamiento y acción política.

Ya a la venta el número 8 de la revista en papel de Adáraga



La edición en papel de Adáraga ofrece en su número 8 ensayos y artículos de las mejores firmas con un nuevo diseño. También incluye una sección de reseñas de libros destacados.

COMPRA CON PAYPAL ESPAÑA

COMPRA EN AMAZON

COMPRA EN RINCÓN HISPÁNICO

Recibe gratis el boletín de Adáraga

Introduce tu dirección de correo electronico y no te pierdas ningún nuevo contenido de Adáraga.



Solo recibirás un e-mail diario y nunca SPAM. Este servicio está proporcionado por FeedBurner y funciona bajo sus condiciones de servicio.

Lo más popular en YouTube

José Antonio Bielsa Arbiol: «España ha aceptado el satanismo anticatólico»


Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en YouTube

Podcast en Ivoox

Clicka aquí para suscribirte a nuestro podcast en Ivoox

Contenidos sugeridos

Temas destacados

Catolicismo Comunismo Conflictos Economía España Estados Unidos Eurasia Europa Facta Filosofía Historia Hispanidad Historia Identidad Inmigración Islam Liberalismo Nacionalismo Nueva Derecha Nuevo Orden Mundial Populismo Tradición





Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



↑ Subir
Acerca | Contacto | Aviso legal | Condiciones de venta | Protección de datos | Cookies