El movimiento Black Lives Matter, entre los grandes negocios y la hipocresía – Adáraga

Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en Telegram

El movimiento Black Lives Matter, entre los grandes negocios y la hipocresía


Gaëlle Baudry | 01/05/2022

Black Lives Matter puede estar viviendo el final de su historia, ya que decepciona y, en las últimas semanas, ha tenido mala prensa. A principios de abril, el New York Magazine publicó una investigación que revelaba que una de las tres fundadoras del movimiento, Patrisse Cullors, había comprado una villa en el elegante distrito de Malibú, en Los Ángeles, por la módica suma de 6 millones de dólares.

Podría haber quedado como noticia. Sin embargo, los descubrimientos no se detienen ahí. Sorprendentemente, la lujosa casa se compró originalmente en octubre de 2020 por 3,1 millones de dólares. Unos días después, Patrisse Cullors compró la propiedad, en efectivo, por 5,8 millones de dólares, utilizando fondos de la fundación Black Lives Matter Global Network, que ella administra de forma voluntaria. En pocos días, el vendedor, que hasta el día de hoy sigue siendo un desconocido para el público, obtuvo una plusvalía de 2,7 millones de dólares.

Si distinguimos entre grandes negocios y malversación potencial, el caso conmocionó mucho al pueblo estadounidense. Porque, mientras descubrimos a una compradora compulsiva de inmuebles de lujo, Patrisse Cullors hace gala de su marxismo sin complejos.

Asimismo, para justificar la residencia de 6 millones de dólares, de la que nadie sabía dentro del movimiento, explica que se trataba de un refugio contra las amenazas de muerte recibidas y un lugar para desarrollar la creatividad de Black Lives Matter. Cuando Cullors afirma estar aterrorizada por los blancos, ¿por qué comprar en uno de los vecindarios no racializados y más exclusivo de California?

SUGERENCIA:   ¿Puede desaparecer el Líbano?

El asunto más controvertido, sin embargo, parece ser el árbol que esconde el bosque. El escándalo aún habrá tenido el mérito de suscitar interrogantes. Porque, ¿a dónde fue a parar el dinero de Black Lives Matter, que se enorgullece de haber recaudado varios cientos de millones de dólares de, en particular, grandes empresas (Nike, Apple, Facebook, etc.)? ¿Se habrían invertido 25 millones de dólares, por ejemplo, en «la construcción del movimiento negro»? De hecho, nadie lo sabe realmente.

Para los trabajadores de campo, es realmente la gota que colma el vaso. Black Lives Matter, que lleva casi dos años acaparando toda la atención mediática, no ayuda a los afroamericanos necesitados ni a las asociaciones sociales locales. Prueba: la tasa de delincuencia se ha disparado desde 2020 entre esta población (+32% solo en 2020) y nadie habla de ello. ¿Adónde han ido los miles de manifestantes que marcharon tras la muerte de George Floyd?

El abogado republicano afroamericano Leo Terrell, acostumbrado a las apariciones en los medios, se indignó recientemente en televisión. «¿Por qué estas grandes empresas dieron todos estos millones a Black Lives Matter? Solo para comprar la paz social y evitar ser acosado por estos ideólogos. Su objetivo no era de ninguna manera resolver los problemas reales. Y eso es lo problemático. Los negros asesinados por asesinato superan proporcionalmente en número a los blancos. Pero Black Lives Matter no habla de eso porque no hay policías blancos involucrados y no genera dinero. Black Lives Matter no fue diseñado para ayudar a los necesitados, sino como un sistema de recaudación de fondos que solo juega en la carta racista».

Al mismo tiempo, la situación es explosiva del lado de la policía. Christopher Wray, director del FBI, sugiere un aumento del 59% en los asesinatos policiales en 2021. Como resultado, las fuerzas del orden ya no se atreven a hacer su trabajo correctamente. No quieren que los llamen racistas ni arriesgar a su familia o su reputación. Por lo tanto, es más seguro ir a lo seguro y dejar de lado el celo.

SUGERENCIA:   Carl Schmitt y la noción de Grossraum

Mientras tanto, el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, y el presidente Joe Biden, están metiendo la cabeza en la arena, argumentando que la supuesta criminalidad de la supremacía blanca es la mayor amenaza interna que enfrenta el país.

Fuente: Boulevard Voltaire

Imagen: Patrick Behn: Manifestación antirracista en Estados Unidos

 

Gaëlle Baudry
Gaëlle Baudry es consultora independiente y colaboradora habitual de Boulevard Voltaire.

Ya a la venta el número 6 de la revista en papel de Adáraga



La edición en papel de Adáraga ofrece en su número 6 ensayos y artículos de las mejores firmas con un nuevo diseño. También incluye una sección de reseñas de libros destacados.

COMPRA CON PAYPAL ESPAÑA

COMPRA EN AMAZON

COMPRA EN RINCÓN HISPÁNICO

Recibe gratis el boletín de Adáraga

Introduce tu dirección de correo electronico y no te pierdas ningún nuevo contenido de Adáraga.



Solo recibirás un e-mail diario y nunca SPAM. Este servicio está proporcionado por FeedBurner y funciona bajo sus condiciones de servicio.

Lo más popular en YouTube

José Antonio Bielsa Arbiol: «España ha aceptado el satanismo anticatólico»


Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en YouTube

Podcast en Ivoox

Clicka aquí para suscribirte a nuestro podcast en Ivoox

Contenidos sugeridos

Temas destacados

Catolicismo Comunismo Conflictos Coronavirus Economía España Eurasia Europa Hispanidad Identidad Inmigración Islam Liberalismo Nueva Derecha Nuevo Orden Mundial Populismo Tradición





Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



↑ Subir
Acerca | Contacto | Aviso legal | Condiciones de venta | Protección de datos | Cookies