Destacados: Geopolítica | Inmigración | Libros | Vox

       

Reportajes

Elecciones legislativas en Francia: Marine Le Pen cada vez más cerca del Elíseo


Ignacio Eguiluz | 30/06/2024

 Nuevo libro de José Antonio Bielsa Arbiol: Masonería vaticana

Hoy se celebran las elecciones legislativas francesas. Aquellos que participen en la votación elegirán a los 577 miembros de la Asamblea Nacional de la V República Francesa. En el caso de no obtener mayoria absoluta, los candidatos más votados participarán en una segunda vuelta.

Todas las encuestas dan la victoria a la Agrupación Nacional

Desde que Emmanuel Macron anunciase la disolución de la Asamblea Nacional el pasado 9 de junio tras sufrir su formación una estrepitosa derrota ante la Agrupación Nacional (antes Frente Nacional) de Marine Le Pen y Jordan Bardella en los comicios europeos, todas las encuestas han dado por hecha la victoria de la formación nacionalista. Según los sondeos, la Agrupación Nacional supera el 35% en intención de voto, lo que lo convierte (una vez más) en el primer partido de Francia. El segundo puesto lo obtendría la coalición izquierdista, wokista e inmigracionista Nuevo Frente Popular con una estimación del voto entre el 25% y el 30%. A más distancia, el partido de Macron, Ensemble, se tendría que contentar con el 20%. El resto se repartiría entre las formaciones minoritarias.

El fracaso anticipado del cordón sanitario

La Agrupación Nacional será el partido más votado en la primera vuelta pero en buena parte de las circunscripciones será necesario celebrar una segunda vuelta al no obtener la mayoría necesaria. Ahí es donde aparecerá el «Frente Republicano», esto es, un cordón sanitario que abarca desde los comunistas y los troskistas hasta la derecha liberal que ha quedado reducida a la mínima expresión y cuyo papel actual es el de comparsa de la extrema izquierda.

Es posible que en la segunda vuelta la coalición Frankenstein supere una vez más a la Agrupación Nacional. Pero es un hecho que, votación tras votación, los de Marine Le Pen se van acercando a la mayoría absoluta. En España ya hemos visto el fracaso anticipado de los cordones sanitarios: se impuso a Vox (incluso Pablo Iglesias decretó la «alerta antifascista» que tan buenos resultados ha proporcionado a la formación presidida por Santiago Abascal) y hoy está con fuerza y peso en las instituciones como tercera fuerza nacional. También se aplicó al candidato popular a la alcaldía de Badalona, Xavier García Albiol, hasta que en las últimas elecciones municipales obtuvo el 55,73% de los sufragios emitidos. Más recientemente, la Alianza Catalana de la (casi) siempre acertada Silvia Orriols sufrió el cordón sanitario impuesto por la ultraizquierda y el separatismo procesista. Hoy es alcaldesa de Ripoll y su formación ha entrado por la puerta grande al Parlament regional. El día que la Agrupación Nacional logre el 50% más uno de los votos, el «Frente Republicano» saltará por los aires. Ya lo adelantó Marine Le Pen: el cordón sanitario impuesto a su partido les ha convertido en la única oposición y en la única alternativa para los franceses.

Sea cual sea el resultado de estas elecciones legislativas, la larga marcha nacionalista al Palacio del Elíseo es imparable y, antes o después, Marine Le Pen será la primera presidenta de Francia.