La nada de la Unión Europea ante el chantaje de los inmigrantes – Adáraga

Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en Telegram

La nada de la Unión Europea ante el chantaje de los inmigrantes


Antoine de Lacoste | 19/11/2021

Furioso por las sanciones europeas adoptadas tras su controvertida reelección, el presidente bielorruso Lukashenko ha decidido seguir el camino de Erdogan. Este camino tiene un nombre: chantaje con migrantes.

De hecho, fue el neosultán turco quien estableció este concepto de alto valor moral de exigir dinero a la Unión Europea a cambio de su gestión de los migrantes estacionados en su suelo. Son varios millones, tres o cuatro, no lo sabemos muy bien, y vienen de todas partes. Primero de Siria e Iraq, pero también de Afganistán, Pakistán, Yemen, Sudán, Eritrea, etc. La lista es muy larga.

La Unión Europea ha optado por ceder ante Erdogan. Ella podría haberle recordado, sin embargo, que fue él quien sopló las brasas durante años en Siria, que dejó pasar a decenas de miles de islamistas por su suelo para librar la yihad en Siria, que ocupa ilegalmente toda una provincia siria, pero eso sería contrario a la doxa vigente: el malo es Bashar, no Erdogan. Y luego los propios estadounidenses ocupan parte de Siria.

Los europeos también podrían haberle dicho a Turquía: este es tu problema, no el nuestro. Pero habiendo reemplazado la cobardía al sentido común, la Unión Europea se ha doblado y pagado. Varios miles de millones, al menos tres hasta ahora. Y cuando las negociaciones se prolongan o el control está retrasado, Erdogan organiza el envío de unos pocos miles de migrantes a la frontera griega, donde se han producido graves incidentes en varias ocasiones. En tales casos, la Unión Europea deja que Grecia se las arregle sola y mira con modestia a otra parte.

Animado por el éxito total de esta estrategia, Bielorrusia, a su vez, dio el paso. Venganza o chantaje, no lo sabemos, pero ¿para qué molestarse si funciona? Desde este verano, varios miles de migrantes han pedido prestados aviones, pagando fortunas a traficantes, desde Damasco, Beirut, Estambul e, incluso, Dubai. Destino Minsk, capital de Bielorrusia. Desde allí, los migrantes se envían a lo largo de la frontera polaca. Las numerosas imágenes disponibles muestran la agresividad de estos migrantes, que constantemente utilizan la violencia para intentar abrirse paso.

Una vez más, la Unión Europea está avergonzada. Ella estaría tentada de darle a Polonia sus lecciones morales habituales, pero aquí todo es más delicado: porque si le pide que abra sus fronteras, es contra la ley, y entonces los polacos serán un placer enviar estos buenos inmigrantes a Alemania. Entonces dejamos que la situación se deteriore y castigamos a las aerolíneas culpables de complicidad en este asunto. ¿Qué no hicimos antes?

Evidentemente, es más difícil sancionar a Siria a la que ya lo hemos hecho todo y que no debería lamentar mucho deshacerse de unos miles de kurdos o sirios de pedigrí incierto. En cuanto al Líbano, su aeropuerto está casi bajo el control de Hezbollah, también bajo sanciones.

Estas sanciones, que constituyen el alfa y el omega de la política exterior estadounidense y europea, vuelven a volverse contra sus iniciadores. Bielorrusia ya está bajo sanciones y Europa, en lugar de abrir un diálogo con Lukashenko, amenaza con fortalecerlas. Esto es inteligente y seguramente ayudará a resolver la crisis. Todo el mundo sabe que solo Rusia tiene influencia sobre Bielorrusia. Una intervención de su parte podría resultar beneficiosa en este contexto. Pero, ¿es realmente razonable pedir la intervención de un país que también ha sido sancionado?

Fuente: Boulevard Voltaire

Imagen: Autor desconocido: Frontera entre Polonia y Bielorrusia

 

Antoine de Lacoste
Antoine de Lacoste es articulista y colaborador habitual de Boulevard Voltaire.




Lo más popular en YouTube

José Antonio Bielsa Arbiol: «España ha aceptado el satanismo anticatólico»


Podcast en Ivoox



Contenidos sugeridos

Temas destacados

Catolicismo Comunismo Coronavirus Economía España Eurasia Europa Hispanidad Identidad Inmigración Islam Liberalismo Nueva Derecha Nuevo Orden Mundial Populismo Tradición





Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



↑ Subir
Contacto | Aviso legal | Protección de datos | Cookies