Las sanciones contra Rusia acelerarán el Gran Reset y la debacle occidental – Adáraga

Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en Telegram

Las sanciones contra Rusia acelerarán el Gran Reset y la debacle occidental


Nicolas Bonnal | 06/03/2022

Hace poco pregunté si estábamos viviendo el Gran Reset o simplemente el gran episodio apocalíptico occidental: fin de los combustibles fósiles, fin de la era industrial y rápido derrumbe de la ciudad euroamericana Potemkin construida sobre una montaña de deuda.

La guerra de Putin está acelerando este formidable colapso que algunos han profetizado. Y como soy optimista, diría que parece difícil instaurar una dictadura totalitaria y digital en el marco de un colapso energético y sistémico. Podemos después de una guerra civil, pero no veo que nuestras élites brillantes ganen esta guerra.

El litro de gasolina está a 2 euros, los 1.000 metros cuadrados de gas a 2.200 euros. Estamos sólo al principio. Liderado por Trudeau, Macron y Biden, Occidente ha tenido un mal comienzo. Militarmente apesta y era conocido en las altas esferas. Es conocido en todas partes ahora. ¡Incluso Zelensky lo dice! ¿No vio la derrota de Irán, la derrota de Yemen, Siria y su retirada de «Rusia» a Afganistán? Una burocracia odiosa destinada a estafar al contribuyente, la OTAN no está allí para luchar: a lo sumo puede, a través de su incompetencia y su descaro, desencadenar el fin del mundo.

Queda la caza de conductores y la guerra híbrida, que no es muy brillante intelectualmente (recuerden los papas fritas renombrados Papas fritas de la libertad durante la muy útil y moral guerra contra Irak). Patrick Armstrong tomado por Bruno Bertez escribe sobre este tema: «Para Occidente, como era, se acabó. Confusión, gilipolleces, jactancias, histeria, prohibiciones: a Occidente no le queda nada en el bolsillo. Echar vodka ruso por el inodoro, despedir a un cantante y director, cambiar el nombre de una bebida o una ensalada, prohibir gatos o árboles, castigar a un plutócrata ruso y robarle su yate, vestir una camiseta azul y amarilla. Patético».

Quedan las sanciones, las sanciones codiciosas y placenteras, las sanciones erotómanas; lo que nos hará daño incluso más que a Rusia. Por qué ? “Los occidentales ya no se disparan en el pie sino en la cabeza”, dijo Charles Gave a Bercoff. Se recordará que vivimos en una idiocracia en todos los países occidentales.

SUGERENCIA:   ¿Por qué no ha triunfado la revolución en Kazajistán?

Pepe Escobar escribe sobre nuestro actual colapso industrial: «Alemania y otros países no han comenzado a sentir el dolor de la privación de gas, minerales y alimentos. Este va a ser el verdadero juego… hasta el 60% de las industrias manufactureras alemanas y el 70% de las industrias italianas podrían verse obligadas a cerrar permanentemente, con consecuencias sociales catastróficas. La máquina europea ultrakafkiana no electa en Bruselas optó por cometer un triple hara-kiri al presentarse como abyectos vasallos del Imperio, destruyendo todos los impulsos restantes de la soberanía francesa y alemana e imponiendo la alienación de Rusia y China».

El occidente anglosajón está reducido como en sus inicios (véase Keynes) a la piratería (robamos oro, plata, yates, todo lo que hay alrededor).

Pero Patrick Armstrong agrega: «El judo se trata de engañar y usar la fuerza del oponente contra él. Putin, el judoka, empujó a Occidente al suicidio. Expuso lo que no se entendió: Pon tu dinero en nuestros bancos, te lo podemos confiscar; coloque sus activos en nuestro territorio, podemos robarlos; usa nuestro dinero y podemos cancelarlo; pon tu yate en nuestro puerto, podemos hackearlo. Pon tu oro en nuestra bóveda, podemos apoderarnos de el».

Las consecuencias son claras con la desconfianza de todos los países emergentes (es el regreso de Bandung o comunismo nacionalista de descolonización) y el rápido fin de SWIFT: «Esta es una lección que repercutirá en todo el mundo. Una ilustración desnuda de que el orden internacional basado en reglas es simplemente una ficción: nosotros hacemos las reglas y te ordenamos que las obedezcas. En 2 o 3 semanas, todas las personas del mundo que estén en la lista de objetivos potenciales de Occidente habrán movido sus activos fuera del alcance de Occidente. Xi se permitió una pequeña sonrisa».

Y Armstrong concluye: «En cuanto a las sanciones occidentales contra Rusia, creo que hay una respuesta muy simple a eso: la semana pasada, 1.000 metros cúbicos de gas costaron 900 dólares; hoy es más del doble. La próxima semana seguramente no será más barato».

Lo mismo ocurre con el aluminio, la potasa, el titanio y el trigo. Las aerolíneas rusas arriendan sus aviones. ¿Ahora que? Los motores de los cohetes son rusos. Lo que los occidentales no entienden es que el rublo es la moneda que usan los rusos dentro del país, pero el precio del petróleo y gas es la moneda rusa fuera del país. Me asombra la estupidez: se cortan el cuello y destruyen sus propios ahorros.

SUGERENCIA:   Ellos pensaron Europa: semblanzas de un discurso identitario (más allá de los Pirineos)

En otras palabras, para nuestras élites: las sanciones no fortalecen a los rusos; los enriquecen. Y Putin financia así sus operaciones. Es poco probable que las amenazas dementes de Biden contra la India y el resto del mundo aumenten la confianza en este sistema estadounidense que puede robar su clientela en cualquier momento.

Como sabemos, los rusos tienen problemas con sus bancos, con Apple, con Facebook, con Google, siendo los GAFAM la última emanación imperial destinada a atormentarnos más que los rusos o los chinos. Pero nada que no se pueda resolver rápidamente y el de Pepe Escobar sobre la doctrina Glaziev (cortar lazos con Occidente, y pasar al patrón oro).

A estas élites globalistas les queda vengarse de su rebaño, lo que parece fácil dado el grado de sumisión o condicionamiento de estas poblaciones acostumbradas a ser condicionadas y maltratadas. Podríamos tener la confiscación del dinero, el fin del gas y toda la electricidad, el fin de las fábricas (ya cerradas en Alemania), en definitiva, el Gran Reset de Schwab o el plan de Morgenthau, el famoso banquero de Roosevelt que quería reducir a la mitad la población alemana.

Nota: Cortesía de Euro-Synergies

Imagen: Joachim Schnürle: Soldados en Europa

 

Nicolas Bonnal
Nicolas Bonnal es articulista y ensayista.

Ya a la venta el número 7 de la revista en papel de Adáraga



La edición en papel de Adáraga ofrece en su número 7 ensayos y artículos de las mejores firmas con un nuevo diseño. También incluye una sección de reseñas de libros destacados.

COMPRA CON PAYPAL ESPAÑA

COMPRA EN AMAZON

COMPRA EN RINCÓN HISPÁNICO

Recibe gratis el boletín de Adáraga

Introduce tu dirección de correo electronico y no te pierdas ningún nuevo contenido de Adáraga.



Solo recibirás un e-mail diario y nunca SPAM. Este servicio está proporcionado por FeedBurner y funciona bajo sus condiciones de servicio.

Lo más popular en YouTube

José Antonio Bielsa Arbiol: «España ha aceptado el satanismo anticatólico»


Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en YouTube

Podcast en Ivoox

Clicka aquí para suscribirte a nuestro podcast en Ivoox

Contenidos sugeridos

Temas destacados

Catolicismo Comunismo Conflictos Coronavirus Economía España Eurasia Europa Hispanidad Identidad Inmigración Islam Liberalismo Nueva Derecha Nuevo Orden Mundial Populismo Tradición





Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



↑ Subir
Acerca | Contacto | Aviso legal | Condiciones de venta | Protección de datos | Cookies