Destacados: Agenda 2030 | Inmigración | Libros

       

Reportajes

Los nacionalistas corsos salen a la calle contra la violencia multicultural


Peter Logghe | 13/02/2024

 Nuevo libro de Santiago Prestel: Contra la democracia

Hubo un tiempo en que el movimiento flamenco conseguía llamar la atención del gran público sobre su lucha mediante manifestaciones, acciones y actos. Esos días parecen haber pasado, pero no es así en toda Europa. En Córcega, los nacionalistas salen a la calle para denunciar los graves actos de violencia cometidos por los magrebíes y exigir que se tomen medidas. Al fin y al cabo, el enriquecimiento multicultural también se ha desbocado en esta hermosa isla, con todas sus consecuencias. En 2015, los bomberos de Ajaccio fueron agredidos por «jóvenes» de origen magrebí. Dos años más tarde, los magrebíes decidieron que parte de la costa de Sisco les pertenecía, lo que provocó una reyerta masiva con jóvenes locales.

El 5 de enero, en Furiani, un joven corso fue agredido por «jóvenes», todos magrebíes según los testigos. Según el fiscal, no fue «más que una pelea que se les fue de las manos» y los cuatro agresores fueron puestos en libertad. No hubo nada racista, fue un malentendido o algo así. Eso es lo que pensó el tribunal. Varios centenares de corsos, conscientes de ello, se concentraron pacíficamente el 13 de enero en un barrio popular de Bastia, en el Paese Novu.

Los nacionalistas no quieren violencia multicultural, no quieren narcotráfico

El lema, que resonó durante toda la manifestación, era bastante claro: «Racailles fora» (gentuza fuera, en español). Dos organizaciones que convocaron la manifestación pertenecen al campo nacionalista: Core in Fronte, que ve la violencia como consecuencia de la «fragmentación étnica de la sociedad corsa», y el Parti de la Nation Corse, que afirma que «la existencia de la sociedad corsa y sus valores culturales y de otro tipo están amenazados».

En particular, un nuevo movimiento, Palatinu, parece atraer a jóvenes nacionalistas corsos. Fue fundado por Nicolas Battini en 2021: «Hemos roto con los viejos nacionalistas que se han convertido en izquierdistas burgueses y que califican de extrema derecha cualquier reivindicación identitaria. Imagínense: el alcalde de Bastia ha abrazado la ideología de género, el lenguaje inclusivo y ha organizado el primer Orgullo Gay de Córcega. Y, efectivamente, a este Orgullo Gay sólo asistieron unos cientos de personas, en su mayoría turistas de la Francia continental».

Córcega se ha visto afectada por una oleada de delitos relacionados con la droga, lo que ha provocado un aumento de la inseguridad en esta hermosa isla de vacaciones. Los nacionalistas corsos aceptan el reto y salen a la calle. Un ejemplo conmovedor.

Nota: Cortesía de Euro-Synergies