Los incoherentes comienzos de Biden – Adáraga

Clicka aquí para suscribirte gratis a nuestra edición digital.

Los incoherentes comienzos de Biden


Antoine de Lacoste | 31/03/2021

Los primeros pasos de Joe Biden en la escena internacional son extrañamente inconsistentes. Primero con China. Tras definir como «matón» a Xi Jinping durante la campaña electoral (uno se pregunta cuál es el sentido de este tipo de retórica), Biden terminó llamándolo y mantuvo una larga conversación telefónica con él. Fue el 12 de febrero.

La conversación fue infructuosa, con Biden confirmando las sanciones tomadas por Trump y pidiendo al líder chino que respete los derechos humanos en Hong Kong y la provincia de Xinjiang. Siempre es entretenido ver a los líderes occidentales pidiendo a los regímenes comunistas que dejen de reprimir a sus oponentes, pero no pueden evitarlo. Hicieron lo mismo en Siria pidiendo a los yihadistas que se convirtieran en demócratas con resultados convincentes, como todos saben.

Los chinos acogieron cortésmente este llamado y, por naturaleza, no son muy locuaces, están esperando concretamente a conocer la nueva estrategia estadounidense.

No tuvieron que esperar mucho tiempo: el 18 de marzo, en Anchorage (Alaska), representantes de las dos administraciones celebraron su primera reunión conjunta. Fue un desastre. El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se embarcó en una larga letanía de críticas contra la delegación china: Hong Kong, Xinjiang, Taiwán, ciberataques contra Estados Unidos (oye, no son solo los rusos), coacción económica contra sus aliados (Australia, en este caso), todo sucedió.

Los chinos, por supuesto, respondieron en el mismo tono, pidiendo a Estados Unidos que no se ocupara de los problemas internos en China y concluyendo, por boca de Yang Jiechi: «Estamos listos para una competencia feroz».

Por supuesto, hay una gran cantidad de puesta en escena en estos juegos estériles. Pero Biden, quien culpó a Trump por su agresividad diplomática, finalmente hace lo mismo comercialmente, además de los derechos humanos.

El día antes de esa reunión, el 17 de marzo, Biden causó asombro al llamar a Putin un «asesino». Nunca, ni siquiera en los peores días de la Guerra Fría, un líder estadounidense había hablado así. ¿Cálculo? ¿Deslizamiento? Nunca lo sabremos, pero decir que «Estados Unidos ha vuelto» y empezar por insultar a los líderes de las grandes potencias es bastante extraño.

Al menos, podría pensar, Biden se ha embarcado en una gran ofensiva de encanto hacia Europa En palabras, sí, de hecho, es todo lo contrario.

Así, Antony Blinken, que definitivamente promete mucho, relanzó el proceso de paz en Afganistán y citó a varios países para discutir un plan de «última oportunidad» y se mencionan a todos los países involucrados: Rusia, China, Pakistán, Irán e incluso Turquía (uno se pregunta por qué), todos excepto Europa a pesar de sus miles de millones engullidos en Afganistán y sus cientos de soldados muertos.

Este «desaire» como lo definió Le Monde el 18 de marzo, deja a Europa atónita pero bastante pasiva. Por lo tanto, tuvo lugar una primera reunión en Moscú donde no se invitó a los europeos, de acuerdo con los deseos estadounidenses. Debe haber divertido a Putin y Xi Jinping…

Por lo tanto, los estadounidenses se encuentran con aquellos a quienes insultan y hacen a un lado a los que engatusan: es un poco difícil de seguir…

La primera conferencia de prensa de Biden el 25 de marzo no alivió las preocupaciones. El retraso (más de dos meses después de su elección) ya es una señal y muchos se hacen la pregunta en Estados Unidos: ¿es Biden capaz de realizar una rueda de prensa? Incluso Le Figaro está preocupado: «a menudo se mantiene en generalidades, de vez en cuando dudando y buscando sus palabras» y añade magníficamente: «Biden a veces parecía confundido, pero se mantuvo constante a pesar de algunas vacilaciones». De nuevo, tienes que seguir. Pero estemos tranquilos, Biden no ha descartado postularse en 2024.

Fuente: Boulevard Voltaire

Imagen: Autor anónimo: Joe Biden

 

Antoine de Lacoste
Antoine de Lacoste es articulista y colaborador habitual de Boulevard Voltaire.







Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



Contacto | Aviso legal | Protección de datos | Cookies