Ucrania: la guerra que beneficia a los estadounidenses – Adáraga

Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en Telegram

Ucrania: la guerra que beneficia a los estadounidenses


Antoine de Lacoste | 16/05/2022

Seis meses después de su patético retiro de Afganistán, donde fueron el hazmerreír del mundo, los estadounidenses parecen estar tomando su revancha. La invasión rusa de Ucrania, que tan fuerte anunciaron que deseaban, ofrece, por el momento, solo ventajas para ellos.

En primer lugar, las sanciones adoptadas a toda prisa por los europeos permitirán que Estados Unidos venda gas natural licuado (GNL) a Europa a un precio elevado. Hasta ahora, la diferencia de precio con el gas ruso era tal que las compras europeas eran marginales. Sin embargo, los presidentes estadounidenses no habían escatimado esfuerzos para animar a los europeos a ser más comprensivos, pero sin mucho éxito. Gracias, en particular, a los alemanes que prefirieron tratar con los rusos. El famoso gasoducto Nord Stream II pudo terminarse con dolor a pesar de las amenazas y sanciones de Estados Unidos.

Este fracaso estadounidense duró poco y, tan pronto como Ucrania fue invadida, se presionó a Alemania, que esta vez cedió. Nord Stream II está cerrado incluso antes de que comenzara a operar, temporalmente es cierto, pero este es el primer retiro alemán sobre el tema. Lo facilita la presencia de los Verdes en el gobierno, para quienes la ideología rusofóbica se antepone al interés nacional. Los alemanes ahora están pensando en inversiones gigantescas para abastecerse de GNL. Por lo tanto, gastarán mucho para comprar más: en Washington, mientras, sonríen.

SUGERENCIA:   Ernesto Ladrón de Guevara presenta El Imperio y la Hispanidad

Los demás países europeos también están llamados a avanzar hacia otras fuentes de energía. No será fácil: Argelia y Noruega han hecho saber que no pueden producir más y (¡mala suerte!) Irán y Venezuela están bajo sanciones. América así lo decidió y Europa obedeció, por supuesto. Sólo la valiente Hungría resiste. Mientras tanto, Ucrania sigue recibiendo gas ruso. En el baile de los hipócritas…

Otra satisfacción estadounidense, el gigantesco puente aéreo destinado a suministrar armas a Ucrania. Esto, por supuesto, complace al complejo militar-industrial para el cual se reanudarán los buenos negocios. No siempre se dice que estas armas no se dan sino que se venden. En realidad, muchas serán pagados por Ucrania, que contará con el apoyo financiero de Estados Unidos pero también de Europa. Buena operación.

Además, el rearme anunciado de muchos países occidentales permitirá al Tío Sam cubrir en gran medida sus gastos. Apostamos, por lo tanto, a que muchos, como Alemania, podrán, por ejemplo, elegir F-35 estadounidenses y no Rafales franceses. Pero seguiremos actuando como si nada hubiera pasado.

Tercera satisfacción americana: la casi unanimidad de Europa frente a Rusia. No siempre fue así: así, en 2003, cuando Estados Unidos atacó Iraq por los motivos más engañosos, París, Berlín y Moscú se unieron para condenar esta guerra. Washington había estado profundamente irritado y preocupado. Casi veinte años después, la venganza parece completa.

SUGERENCIA:   Carlos X. Blanco reseña el libro De Lenin a Gorbachov: Una historia breve de la URSS

Pero solo estamos al comienzo de esta historia y los estadounidenses harían bien en no declarar la victoria tan rápido. Ya están haciendo demasiado, como a menudo. Biden ha pedido un cambio de régimen en Moscú y varios periódicos estadounidenses afirman que fue gracias a la inteligencia estadounidense que el crucero ruso Moskva fue hundido y varios generales rusos fueron abatidos. El Pentágono lo ha negado, pero estas afirmaciones son creíbles. El límite entre apoyo y cobeligerancia se vuelve tenue.

Varios funcionarios estadounidenses, como Lloyd Austin, no ocultan su deseo de debilitar permanentemente a Rusia. Fue la línea de los halcones la que ganó y es una vertiente muy incierta, porque es poco probable que estas amenazas hagan retroceder a Putin, de lo que nada prueba a estas horas que su popularidad se haya resentido.

Fuente: Boulevard Voltaire

Imagen: Autor desconocido: Joe Biden riéndose

 

Antoine de Lacoste
Antoine de Lacoste es articulista y colaborador habitual de Boulevard Voltaire.

Ya a la venta el número 7 de la revista en papel de Adáraga



La edición en papel de Adáraga ofrece en su número 7 ensayos y artículos de las mejores firmas con un nuevo diseño. También incluye una sección de reseñas de libros destacados.

COMPRA CON PAYPAL ESPAÑA

COMPRA EN AMAZON

COMPRA EN RINCÓN HISPÁNICO

Recibe gratis el boletín de Adáraga

Introduce tu dirección de correo electronico y no te pierdas ningún nuevo contenido de Adáraga.



Solo recibirás un e-mail diario y nunca SPAM. Este servicio está proporcionado por FeedBurner y funciona bajo sus condiciones de servicio.

Lo más popular en YouTube

José Antonio Bielsa Arbiol: «España ha aceptado el satanismo anticatólico»


Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en YouTube

Podcast en Ivoox

Clicka aquí para suscribirte a nuestro podcast en Ivoox

Contenidos sugeridos

Temas destacados

Catolicismo Comunismo Conflictos Coronavirus Economía España Eurasia Europa Hispanidad Identidad Inmigración Islam Liberalismo Nueva Derecha Nuevo Orden Mundial Populismo Tradición





Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



↑ Subir
Acerca | Contacto | Aviso legal | Condiciones de venta | Protección de datos | Cookies