Guerra en Ucrania: Europa en la espiral del ascenso a los extremos – Adáraga

Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en Telegram

Guerra en Ucrania: Europa en la espiral del ascenso a los extremos


Frédéric Lassez | 06/05/2022

De Bruselas a Washington, el sonido de las botas sigue a las declaraciones marciales. Transferencia de armamento pesado, recrudecimiento de la guerra económica a través de un nuevo paquete de sanciones: la salida militar y la elección del enfrentamiento son imprescindibles antes que una salida negociada. Ahora es el momento de la guerra.

Una guerra fingida, sin embargo, ya que, al mismo tiempo, estadounidenses y europeos explican que sobre todo no quieren aparecer como «cobeligerantes», so pena de desencadenar… una Tercera Guerra Mundial. Otra curiosidad: anunciar la voluntad de establecer un embargo europeo sobre el petróleo ruso y, al mismo tiempo, a través de Emmanuel Macron, pedir a Rusia que tenga la amabilidad de levantar el bloqueo a las exportaciones de alimentos.

Europa quiere la guerra, pero no la hace, mientras pide a su adversario que no tome medidas de represalia demasiado penalizadoras. Para colmo, los occidentales, desde el inicio del conflicto, han multiplicado las provocaciones insultando a Vladímir Putin y cuestionando su salud mental. El periodista Renaud Girard, en Le Figaro el 2 de mayo, se mostró preocupado por esta «superación verbal» y la persistente negativa de Occidente a «tomar en cuenta los sentimientos del adversario», que es una de las bases de la diplomacia.

Por lo tanto, hay fuertes razones para temer que los europeos se encuentren atrapados en una escalada sobre la que corren el riesgo de perder gradualmente el control. Encerrados en un proceso de escalada a los extremos, cada bando expresa ahora cada vez más claramente su capacidad o su voluntad de destruir al otro.

SUGERENCIA:   Enrique de Diego denuncia la censura de YouTube contra su último libro

Presa del vértigo de la arrogancia, Joe Biden, el 26 de marzo en Varsovia, declaró que Vladímir Putin, a quien acababa de calificar de «carnicero», no podía permanecer en el poder. Un mes después, el jefe del Pentágono, Llyod Austin, declaró que Ucrania podría ganar la guerra si tuviera «el equipo adecuado y el apoyo suficiente». Agregó: «Queremos ver a Rusia debilitada hasta tal punto que no pueda hacer el mismo tipo de cosas que la invasión de Ucrania».

Comentando estas declaraciones, Renaud Girard comentó que, en esta guerra, uno tenía la impresión de que la Casa Blanca y el Congreso eran incluso más intransigentes que el presidente Zelensky.

Por lo tanto, no es la paz lo que buscan los estadounidenses que, de hecho, están tratando de reproducir en Ucrania, como mencionamos el pasado mes de marzo, la estrategia de la «trampa afgana». Con la idea de que un punto muerto sangriento, asociado a las sanciones económicas, podría finalmente provocar la caída de Putin, ya que la derrota en Afganistán había anunciado el fin de la Unión Soviética

En este contexto, convencida de que esta guerra constituye para ella una apuesta vital y de que Occidente quiere su pérdida, Rusia se ha empeñado a su vez en un enfrentamiento verbal, como lo demuestran las declaraciones de Vladímir Putin, el 27 de abril, indicando que si cualquiera que plantee «amenazas de naturaleza estratégica inaceptables para Rusia», debe esperar una respuesta «impresionante».

Este ascenso a los extremos también se ve reforzado por la negativa sistemática a tener en cuenta el punto de vista ruso y sus afirmaciones, porque Rusia no es vista como un adversario estratégico sino como un «enemigo absoluto». Lo cual es consecuencia de la ruptura con una visión de la guerra como enfrentamiento interestatal, entre poderes soberanos, y su transformación en una lucha del bien contra el mal. La satanización de Vladímir Putin y Rusia aleja cada vez más la perspectiva de una salida a la crisis. No hacemos las paces con el diablo, lo destruimos.

SUGERENCIA:   El menú es solo americano, Europa no está

Finalmente, el último elemento que corre el riesgo de llevar a lo peor, la «trampa del gato atrapado al final de un pasillo». Para usar las observaciones del estratega chino Sun Tzu, es la situación mucho más que la calidad de los luchadores lo que conduce a la victoria o la derrota. Al estrangular económicamente a Rusia y proclamar que quieren la guerra para lograr su debilitamiento permanente, los occidentales expresan claramente su negativa a abrir una salida aceptable para su adversario. Convencido, entonces, de que no tiene nada más que perder, no tiene otra solución, como el gato atrapado al final de un pasillo, que arrojar todas sus fuerzas contra quien lo amenaza. ¿Es esto realmente lo que quieren los europeos?

Sergio Fernández Riquelme: El renacer de Rusia. Letras Inquietas (Abril de 2020).

Fuente: Boulevard Voltaire

Imagen: Autor desconocido: Soldados ucranianos

 

Frédéric Lassez
Frédéric Lassez es jurista y colaborador habitual de Boulevard Voltaire.

Ya a la venta el número 7 de la revista en papel de Adáraga



La edición en papel de Adáraga ofrece en su número 7 ensayos y artículos de las mejores firmas con un nuevo diseño. También incluye una sección de reseñas de libros destacados.

COMPRA CON PAYPAL ESPAÑA

COMPRA EN AMAZON

COMPRA EN RINCÓN HISPÁNICO

Recibe gratis el boletín de Adáraga

Introduce tu dirección de correo electronico y no te pierdas ningún nuevo contenido de Adáraga.



Solo recibirás un e-mail diario y nunca SPAM. Este servicio está proporcionado por FeedBurner y funciona bajo sus condiciones de servicio.

Lo más popular en YouTube

José Antonio Bielsa Arbiol: «España ha aceptado el satanismo anticatólico»


Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en YouTube

Podcast en Ivoox

Clicka aquí para suscribirte a nuestro podcast en Ivoox

Contenidos sugeridos

Temas destacados

Catolicismo Comunismo Conflictos Coronavirus Economía España Eurasia Europa Hispanidad Identidad Inmigración Islam Liberalismo Nueva Derecha Nuevo Orden Mundial Populismo Tradición





Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



↑ Subir
Acerca | Contacto | Aviso legal | Condiciones de venta | Protección de datos | Cookies