La plaga del fideísmo: fideísmo y pensamiento débil – Adáraga

Clicka aquí para suscribirte gratis a nuestra edición digital.

La plaga del fideísmo: fideísmo y pensamiento débil


Patricio Shaw | 27/01/2021

Sin recto razonamiento, el intelecto humano, que no es angélico ni intuitivo, no va muy lejos, y además queda expuesto a graves errores y engaños no solamente de parte de herejías explícitas en el cuerpo social, sino de parte del juicio propio. El intelecto debilitado por falta de razonamiento pierde perspicacia para ver la falsedad y pierde alarma contra falsas luces que pueden engañar bajo apariencia de bien.

Para peor, por transferir el criterio de certeza de donde está a donde no puede estar, amenaza la misma certeza, con lo cual adquiere esbozos del escepticismo que concentra todo lo peor de la cultura moderna y postmoderna y
que ha sido bien descripto por una víctima suya pensante como «pensamiento débil», que rechaza las categorías fuertes y las legitimaciones universales, por contraposición al «pensamiento fuerte» (no por gritado sino por arraigado) que está seguro de sus verdades, en nombre de las cuales está dispuesto a blandir la espada o dar la sangre. Monseñor Lefebvre,por sus reiteradas vacilaciones y ambigüedades acerca de realidades fundamentales y candentes, dio claras pruebas de tener un pensamiento débil.

Un fideísmo radical y coherente consigo mismo conllevaría una apostasía, pues «creer» en verdades sobrenaturales sin aplicación alguna del intelecto es no creer en ninguna de ellas. Como hace falta muy poca aplicación del intelecto para creer en la existencia de Dios y la necesidad de la Revelación, y no mucha más para creer en la divinidad de la Iglesia y Fe Católica, el fideísmo radical solamente se da en mentes muy pervertidas como las modernistas. En cambio tiene mucha más difusión el fideísmo moderado de quien cree en verdades sobrenaturales aplicando el intelecto a ellas (que es la única manera de creer en ellas), pero lo aplica a desgano, sin orden ni penetración, sin frutos de certeza en muchos ámbitos y cuestiones, y envuelto en incertidumbres injustificadas.

El fideísmo moderado es un error en el cual pueden incurrir fácilmente los católicos tradicionalistas, que hacen bien en buscar certeza y orientación en la oscurísima selva postconciliar, pero hacen mal en encontrarlas en personalidades fuertes, cuando deberían encontrarlas en el Magisterio aplicando a él ordenadamente el intelecto. La formación fallida puede crear afirmacionesciegas. Es muy común que los hombres decidan mal una cuestión por la fuerza del aprendizaje, o porque, desconociendo las objeciones, o siendo demasiado limitados de visión, o demasiado perezosos para investigar las dificultades con cuidado, se persuaden que el tono seguro es garante de la verdad.

Patricio Shaw: Sedevacancia: La espiral descendente del postcatolicismo. Letras Inquietas (Febrero de 2021)

La plaga del fideísmo

1. Fideísmo y escepticismo
2. Fideísmo y Fe católica
3. Fideísmo y pensamiento débil
4. Fideísmo y presunción
5. El fideísmo y escepticismo infiltrado entre católicos tradicionalistas

Imagen: Peter H: Capilla católica

 

Patricio Shaw
Patricio Shaw es un escritor, filólogo, historiador y filósofo católico argentino.







Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



Contacto | Aviso legal | Protección de datos | Cookies