El fin de un mundo, de Patrick Buisson – Adáraga

Clicka aquí para recibir nuestros contenidos en Telegram

El fin de un mundo, de Patrick Buisson


Aristide Leucate | 07/06/2021

1960-1975. Los años del gran punto de inflexión, el verdadero «gran reemplazo», según Patrick Buisson, el de Homo sacer por Homo consumens. En poco más de una década, todos los artesanos de la deconstrucción: progresistas de todo tipo, sacerdotes expulsados, feministas posmarxistas siguiendo la «teoría francesa», etc. nos hemos esforzado concienzudamente, piedra tras piedra, para abrir, desmantelar, desmantelar el pesado y majestuoso edificio de costumbres, creencias y costumbres levantadas pacientemente por nuestros antepasados ​​desde la primera luz de la civilización. Quince años decisivos, «quince años lastimosos», que arrojan luz retrospectiva sobre nuestro actual doglit hipermoderno.

Debemos estar infinitamente agradecidos a Patrick Buisson, que usa sus lentes de historiador y sociólogo, por tomarse el tiempo para diseccionar y desmantelar esta época tan corta pero ¡oh, sí! denso y devastador durante el cual la modernidad, la traducción filosófica del capitalismo que se ha vuelto consumista, no ha operado una transmutación nietzscheana de valores sino su inversión, si no su permutación. Para Buisson, no hay duda de que hemos entrado en una era de decadencia en cuanto todo ha contribuido a la destrucción metódica de toda la cultura popular.

Esto, de hecho, comenzó con el Concilio Vaticano II que iba a desorganizar, desordenar, desarticular todo un ecosistema antropológico occidental con sutiles equilibrios al atacar los muros de apoyo que eran la Iglesia, sus ritos, su piedad múltiple, sus devotos, sus fieles , sus sirvientes, sus ángeles, sus santos, su hierofanía, en fin, todo lo que durante siglos había formado la tupida y compleja red de nuestros hábitos, nuestras costumbres, nuestra cultura, nuestro arte de vivir, nuestra literatura, nuestra arquitectura, nuestra Weltanschauung.

Por primera vez en la historia de la Iglesia y del cristianismo, el mundo occidental iba a ser exfiltrado de la religión de sus padres en un movimiento de absoluta sumersión que Buisson califica, en palabras del sociólogo François-André Isambert, de «cristianización», reconociendo lo que Bernanos criticó como «la conspiración universal contra todo tipo de vida interior».

Este colapso conciliar de la Iglesia de los Humildes, mezclado con paganismo, ritualismo festivo, fideísmo sentimentalista, con el pretexto de volver a las fuentes originales del cristianismo primitivo supuestamente más puro, iba a vaciar paulatinamente las iglesias, sus baúles y sus confesionarios, mientras un neo-sacerdocio burgués e intelectualizante, vestido de ciudad, narcisista y enamorado, bajará de su púlpito para suplantar primero a Dios en medio de las ovejas descarriadas, que luego se dispersarán.

Una vez derribados estos muros de carga, los cimientos de la civilización comenzarían inexorablemente a derrumbarse, dando paso a aberturas imparables. Dado que Dios Padre Todopoderoso había caído, fue el turno del pater familias y, con él, el principio de autoridad. Buisson recuerda oportunamente el vínculo inseparable que unió, desde toda la eternidad, la autoridad del padre a la del Cielo, del «patriarcado» al «monoteísmo». La caída del padre iba a ser acompañada, bajo los golpes de un feminismo radical y militante, por un vasto movimiento de desvirilización de los valores ligados a la masculinidad, mientras que la feminización de las costumbres cubría a la sociedad con su largo abrigo de emoliencia y hedonismo, consagrando la asunción del «hombre blando» y la «derrota del hombre blanco».

De manera contundente, Buisson, heno de cualquier provocación, elabora una implacable observación social, societal, moral, intelectual y espiritual de nuestra actual decivilización y da las claves para entender un mundo que se agita en una horizontalidad existencial donde el nihilismo y el materialismo han reemplazó la sacralidad sustancial, vertical y trascendente de los antiguos.

Patrick Buisson: La Fin d’un monde. Albin Michel (Mayo de 2021)

Fuente: Boulevard Voltaire

 

Aristide Leucate
Aristide Leucate es doctor en derecho, periodista y ensayista.




TU AYUDA ES NECESARIA
Adáraga ofrece diariamente en su edición digital contenidos gratuitos para la reconquista cultural. A fin de mantener su independencia, no recibimos subvenciones públicas ni somos parte de grupos mediáticos. Por favor, ayúdanos en esta tarea realizando un donativo puntual o mensual.

Más contenidos

Temas destacados

Catolicismo Comunismo Coronavirus Economía España Eurasia Europa Hispanidad Identidad Inmigración Islam Liberalismo Nueva Derecha Nuevo Orden Mundial Populismo Tradición





Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



↑ Subir
Contacto | Aviso legal | Protección de datos | Cookies