¿Fondos europeos en los bolsillos islamistas? ¡Circulen, no hay nada que ver! – Adáraga

Clicka aquí para recibir nuestros contenidos en Telegram

¿Fondos europeos en los bolsillos islamistas? ¡Circulen, no hay nada que ver!


Diego Valero | 29/06/2021

¿Caen a veces los fondos europeos, mediante procedimientos burocráticos plagados de palabras de moda y especificaciones prefabricadas, en los bolsillos de las organizaciones islamistas?

Cuando el muy serio Instituto Transatlántico formula esta pregunta durante un evento que reúne a un vicepresidente centrista del Parlamento Europeo y al eurodiputado especialista en todas las categorías de control presupuestario, la respuesta está fuera de toda duda. Y la Comisión Europea, gestora de fondos europeos, haría bien en tomarse en serio estas advertencias y dejar de dar patadas en el contacto, lo que ya viene haciendo desde hace varios años.

Porque los hechos son gravísimos. En un informe parlamentario, un eurodiputado alemán revela, cifras para apoyar, que la Comisión ha financiado por una suma de 1.869.141 euros a varias organizaciones cercanas a los Hermanos Musulmanes, incluidos 550.000 euros para el Fondo de Ayuda Islámica. Este último estaba acostumbrado a la financiación internacional, pero en vista del escandaloso antisemitismo de sus líderes, Estados Unidos, Holanda y Alemania cortaron recientemente toda cooperación con esta organización. ¿Ha seguido la Comisión Europea? No realmente. A pesar de las revelaciones condenatorias, el Departamento de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea incluyó al Fondo de Ayuda Islámica hace unas semanas en la lista de socios certificados para el período 2021-2027. ¡Circulen, no hay nada que ver!

Otro caso digno de vergüenza es el de la Red Europea Antirracismo, más conocida por el acrónimo en inglés ENAR. Esta red, que recibió una pequeña cantidad de 1.156.162 euros en 2019 (incluido el 67% de los gastos administrativos), está dirigida por Michael Privot, un antiguo Hermano Musulmán belga. ¿Antiguo? La duda está permitida, tanto las posiciones de esta red están modeladas en la vulgata «islamófoba» de la nebulosa Frerist, un programa político apenas camuflado por el galimatías interseccional tan querido por la Comisión Europea y tan necesario para obtener fondos. ENAR es el retrato del robot de la organización que, bajo el disfraz de «racismo sistémico», violencia policial y «convergencia de luchas», está engañando a los funcionarios europeos para promover una agenda verdaderamente islamista. La defensa colectiva contra la islamofobia en Francia contra el ministro Darmanin es el ejemplo perfecto. Y, sin embargo, a pesar de esta reputación sulfurosa, ENAR sigue susurrando al oído de la Comisión, incluso al más alto nivel político, en particular con la Comisaria para la Igualdad, Maltaise Dalli y para recibir subvenciones públicas europeas sin oferta de apelación.

No es solo una cuestión de mucho dinero, sino también de influencia y lavado de cerebro. Hace apenas unos meses, el CCIB (hermano pequeño belga del CCIF, recién proscrito en Francia) dio una conferencia a funcionarios europeos de la Dirección General de Justicia durante un seminario sobre… islamofobia, por supuesto, señalando claramente con el dedo a todos los franceses (incluidos aquellos periódicos que tuvieron la osadía de denunciar el auge del islamismo). Pero seamos optimistas y no neguemos los avances: hace unos años, el Servicio Europeo de Acción Exterior invitó, en varias ocasiones, a Tariq Ramadan como ponente interno. Ahora está un poco menos disponible.

Este entrismo descarado preocupa, la alfombra roja que los funcionarios europeos están extendiendo a estas organizaciones es indignante y dice mucho sobre la ideologización de ciertos servicios de la Comisión. Además, se trata de las mismas personas que están dirigiendo los procedimientos del estado de derecho contra Hungría y Polonia. Mientras arde la polémica tan absurda como histérica por la ley de protección de menores en Hungría, mientras el planeta despierta sataniza a la UEFA porque se negó a politizar el partido Alemania-Hungría adornando el estadio con los colores del siniestro arcoiris, esperemos que los mandarines de la Comisión muestren el mismo afán por responder a las cuestiones mucho más vergonzosas de la financiación europea con las que los islamistas se llenan los bolsillos.

Fuente: Boulevard Voltaire

Imagen: Dimitris Vetsikas: Comisión Europea

 

Diego Valero
Diego Valero es profesor y jurista especializado en derecho europeo.




TU AYUDA ES NECESARIA
Adáraga ofrece diariamente en su edición digital contenidos gratuitos para la reconquista cultural. A fin de mantener su independencia, no recibimos subvenciones públicas ni somos parte de grupos mediáticos. Por favor, ayúdanos en esta tarea realizando un donativo puntual o mensual.

Más contenidos

Temas destacados

Catolicismo Comunismo Coronavirus Economía España Eurasia Europa Hispanidad Identidad Inmigración Islam Liberalismo Nueva Derecha Nuevo Orden Mundial Populismo Tradición





Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



↑ Subir
Contacto | Aviso legal | Protección de datos | Cookies