X
       

 A la venta el número 12 de nuestra revista en papel

Reportajes

Polonia se prepara para la guerra: ¿se convertirá en la mayor potencia militar de Europa?


Alexander Markovics | 27/04/2023

  Tu ayuda económica a Adáraga es vital

Polonia se prepara para la guerra: ante la previsible derrota de Occidente y la OTAN en Ucrania, Varsovia quiere ampliar masivamente su ejército.

Un enorme acuerdo armamentístico entre Varsovia y Seúl tiene el potencial de convertir a Polonia en uno de los países más poderosos de la OTAN después de Estados Unidos y Turquía. Varsovia firmó un contrato para la compra de 1.000 tanques K2 Black Panther on Corea del Sur, una bofetada en la cara de Alemania, que hasta ahora ha estado suministrando a Polonia tanques Leopard 2. Sin embargo, esta compra de tanques no es más que otro paso en la militarización general de Polonia y la escalada de la guerra en Ucrania.

Berlín a los ojos de Varsovia: demasiado vacilante y poco fiable

Varsovia argumenta su decisión contra Berlín diciendo que los plazos de entrega del país vecino son demasiado largos y que está decepcionada por la reticencia de Alemania a entregar tanques a Ucrania. Polonia, por otra parte, ha estado detrás del establecimiento de una «coalición de tanques» para suministrar a Ucrania tanques estadounidenses, británicos, franceses y alemanes, así como elementos del propio ejército polaco.

El contrato, valorado en más de 15.000 millones de euros, prevé la entrega de 150 tanques K2 para 2025 y 212 obuses blindados K9 para sustituir a los obuses entregados a Ucrania. En total, se entregarán a Polonia hasta 650 obuses blindados. Polonia también ha suministrado a Ucrania numerosos ejemplares de este tipo de armas procedentes de sus arsenales militares. Por último, a partir de 2026, está previsto que se fabrique en Polonia una variante del tanque K2 adaptada a los deseos de Polonia, denominada K2PL, aunque el grueso de los tanques tendrá que construirse primero y no estará disponible inmediatamente.

Escalada de Varsovia: nuevos aviones para Polonia, aviones soviéticos para Ucrania

Del mismo modo, Polonia ha añadido 48 cazas a su fuerza aérea, habiendo prometido a Ucrania todos sus aviones de fabricación soviética, excepto los viejos aviones de la República Democráticaa procedentes de Alemania, y habiendo entregado ya un primer tramo. Aunque Eslovaquia también ha entregado aviones a Ucrania, la iniciativa de un intercambio circular de aviones de combate o la entrega de aviones de combate F-16 a Ucrania todavía no ha pasado de la fase de discusión. Sin embargo, es innegable que Polonia tiene un papel clave que desempeñar no sólo en el fortalecimiento de la OTAN en Europa, sino también en la militarización de Ucrania. Varsovia sigue cobrando esta ayuda con dinero occidental, ¿y pronto con territorio ucraniano? ¿Será quizás por esto que Varsovia tiene tantas ganas de ir a la guerra?

Intermarium y Commonwealth: el viejo sueño de la gran potencia

Como muchas antiguas grandes potencias, Polonia parece presa de un dolor fantasmal que se cuece a fuego lento bajo el partido transatlántico y conservador PiS: el sueño de volver a ser la antigua gran potencia polaca, consolidada por una unión de 400 años con la vecina Lituania, que mantuvo a raya las ambiciones expansionistas alemanas y rusas desde el siglo XIV hasta el XVIII. En el apogeo del poder polaco, la influencia de la nobleza polaca llegaba hasta Moscú.

 Descubre los libros de Letras Inquietas y Ultima Libris

Sólo cuando la república aristocrática se volvió cada vez más inestable y adoptó una constitución liberticida y revolucionaria según el modelo francés y estadounidense, Polonia-Lituania fue percibida por Prusia, Rusia y Austria como una amenaza para las monarquías cristianas tradicionales, lo que condujo a sucesivas particiones de Polonia, que fue borrada gradualmente del mapa. Aunque Polonia obtuvo los territorios de Alemania Oriental después de 1945, Polonia no parece ser lo suficientemente grande para el gobierno del PiS. La iniciativa Intermarium apoyada por Washington y Varsovia, que pretende promover una alianza entre los países del Báltico, el Mar Negro y el Adriático, puede verse como un intento de revivir este bloque geopolítico y mantenerlo como ariete contra Rusia o articularlo en un escenario de amenaza contra Alemania.

¿La nueva colonia de Varsovia? El control de Polonia sobre Galitzia y el aumento de las inversiones en Ucrania

Desde la nueva fase del conflicto ucraniano a partir de febrero de 2022, no sólo están surgiendo ambiciones polacas de recuperar el oeste de Ucrania, sino que la propia Polonia está ampliando su influencia sobre Kiev con la ayuda de Estados Unidos. Por ejemplo, el presidente Zelensky aprobó en julio de 2022 una ley que concede a Polonia derechos especiales en Ucrania, como la posibilidad de que un ciudadano polaco pueda ser elegido presidente. Pero la inversión polaca en Ucrania también es mayor que nunca: según el instituto económico PIE, se espera que la inversión económica polaca en Ucrania alcance los 30.000 millones de dólares en 2028.

Durante su visita a Varsovia a principios de abril, el presidente ucraniano Zelensky incluso se permitió decir que tras la victoria de Ucrania ya no habría fronteras con Polonia. Cuanto más dura la guerra, más dependiente se hace Ucrania de Polonia y Occidente, y los observadores políticos llegan a decir que Kiev se ha convertido en una colonia de Varsovia. Pero esto tiene un precio: las armas polacas ya están en Ucrania, los polacos «mueren por Bandera», como denunciaron patriotas polacos en una manifestación en Varsovia.

¿Hasta la guerra nuclear? ¿Hasta dónde quiere llegar Varsovia por sus ambiciones de gran potencia?

Sin embargo, el colmo de la política de escalada es el deseo de Polonia de participar en los despliegues nucleares de la OTAN. El asesor de seguridad del presidente polaco Duda, Jacek Siewiera, ha declarado que Polonia está dispuesta a desplegar armas nucleares en su territorio.

Si esto ocurriera, la temeridad y arrogancia de Polonia podría sumir al mundo en un apocalipsis nuclear. Por eso es aún más importante apoyar a los patriotas amantes de la paz que intentan hacer oír su voz allí.

Fuente: Euro Synergies

Alexander Markovics: Biopolítica, transhumanismo y globalización. Letras Inquietas (Junio de 2022)