Destacados: Geopolítica | Inmigración | Libros | Vox

       

Entrevistas

Javier García Isac: «Los medios necesitan del dinero público para sobrevivir y se cuidan en no ofenderlo»


Redacción | 11/04/2023

 Nuevo libro de José Antonio Bielsa Arbiol: Masonería vaticana

El popular comunicador Javier García Isac, director de Informa Radio, la emisora del Grupo Estado de Alarma TV, acaba de presentar el libro Los medios de la mentira publicado por Letras Inquietas. En esta entrevista para Adáraga, charlamos sobre los mass media, las fake news y el presente y futuro del periodismo.

Adáraga: ¿Es la mentira algo consustancial a los mass media?

Javier García Isac: No debería ser así, pero me temo que en la gran mayoría de medios lo es. La verdad es algo accesorio y solo si coincide con el relato que interesa dar. Los medios de comunicación, son ahora correa de transmisión de partidos políticos, de intereses financieros, económicos o empresariales. El relato está muy por encima de la verdad.

¿Ha existido alguna vez un periodismo puro, volcado a la verdad, no infectado por las corrupciones del poder o las presiones de los grandes grupos económicos?

El periodismo puro es complicado y difícil de ejercer, antes y ahora, con independencia de que existan personas integras que actúen como llaneros solitarios, pero lo cierto es que antes el profesional de la comunicación se tapaba más que ahora, En estos momentos, el periodista, aunque no tenga presiones, se auto censura para no quedar excluido. Antes, el medio daba más libertad de acción al profesional. Ahora el poder lo corrompe todo, igual que antes, pero ahora de forma mucho más descarada. El poder se cansó de ser fiscalizado por lo que conocíamos como cuarto poder y decidió «comprarlo», hacerlo dependiente, de esta manera, un medio de comunicación se acostumbro a las prebendas del poder, al subsidio para poder salir adelante. El medio necesita de dinero público para sobrevivir, el medio es comprado por el poder y el medio tendrá mucho cuidado en no ofenderlo.

¿El fenómeno de las fake news es actual o llevamos tiempo padeciéndolo sin saberlo?

Las noticias falsas han existido siempre, los bulos han sido algo habitual a lo largo de la historia. España ya lo sufrió con el desastre del 98, cuando fue acusado por Estados Unidos de hundir el Maine. Se manipuló a toda la población contra España para arrebatarnos la provincia de ultramar, y en eso, los medios de comunicación useños, fueron los culpables de extender la mentira, a sabiendas de que conocían la verdad. La comunicación, la manipulación de la verdad y de la opinión pública, existe desde el origen de la humanidad. Lo que sucede ahora es que han convertido a la sociedad en un ente bizcochable, almivarado, natillero, donde el individuo es fácilmente manipulable, donde se cree todo lo que le cuentan aquellos que le han dicho que son medios fiables y serios, que solo están al servicio de un relato que interesa que el ciudadano se crea, sin que este se replantee si es cierto lo que le están contando. La globalización en la comunicación, es un hecho muy extendido, consiste en darnos un único mensaje, un único relato de lo actual e incluso del pasado. Nos cuentan como fue la historia, a pesar de que existan evidencias de lo contrario, y nos dicen que quien no lo acepte, puede ser multado o encarcelado. Se persigue a quien dude del relato único.

¿Tiene el ciudadano alguna forma de escapar de las fake news propagadas por los mass media?

El ciudadano puede, si quiere. Para empezar buscando formas alternativas para informarse, formas que se salgan de lo habitual. Al ciudadano le han aborregado. Vivimos en lo que llaman la era de la información, y por el contrario, estamos más desisnformados que nunca. Nos hacen creer que tenemos variedad de medios, infinidad de posibilidades, pero la mayoría de esos canales, están en manos de unos pocos, la mayoría de la información es única, es un único relato que nos llega de distintas formas, hasta tal punto que nos supera y acabamos aceptando como cierto una información mil veces repetida, pero que no necesariamente tiene porque ser cierta.

¿Es otra mentira la defensa que se hace desde ciertos sectores de que los medios de comunicación deben ser neutros para poder contar la verdad?

El tema es que quien nos dice eso, no son neutros. Nos venden esa apariencia para aparentar credibilidad. Yo no busco una información «neutra», o un comunicador que no me aporte nada. La verdad no tiene porque ser neutral. Yo defiendo la verdad, pero eso no me hace ser neutro o equidistante. Los «neutros» manipulan la verdad para ajustarla a su relato.

Bajo tu punto de vista, ¿cuál es la situación actual del periodismo en España? ¿Está el español de infantería bien informado?

El periodismo en España se encuentra en una pésima situación. La gran mayoría de los medios de comunicación, son mamporreros del poder, del partido o de intereses económicos, se puede simpatizar con una determinada línea ideológica, se puede tener de patrocinador una gran empresa o una entidad financiera, pero siempre y cuando no te marquen la línea editorial. Se puede recibir publicidad institucional, pero eso no significa que el poder te diga lo que puedes decir o sobre lo que debemos informar. Estamos viviendo la mayor época, nunca antes conocida, de falta de libertad individual, y por ende, también de falta del derecho a la información y a la libertad de expresión.

El nivel del periodismo en España, lo vemos en el congreso de los diputados, cuando la gran mayoría de los periodistas acreditados, pactan las preguntas con el jefe de prensa del portavoz político de turno, motivo por el cual, algunos de estos partidos políticos, piden la expulsión de medios como EDATV o de periodistas como Javier Negre. No quieren preguntas incomodas, solo buscan el lucimiento y el masaje del político de turno. No buscan la información veraz, solo lo superfluo, lo anecdótico sobre lo verdaderamente importante.

El español tiene multitud de canales por los que recibe la información, pero son portadas intercambiables, monótonas, con un mensaje único, con noticias de agencia, que el medio ajusta a sus intereses en un momento dado. Lo políticamente correcto lo cubre todo, hasta tal punto, que incluso en los nuevos comunicadores, se impone la auto censura como medio para no resultar excluido. El periodismo de investigación prácticamente ha desaparecido, y es sustituido por el periodismo lacayo con el poder y los poderosos. Esto no es exclusivo de España, esto es global. La información es un único relato que el ciudadano debe aceptar sin discrepancias ni interrogantes.

Llevas a tus espaldas muchos años en el medio periodístico. ¿Has recibido presiones para no dar una información o modificar la línea editorial de tus programas?

Sin duda, en multitud de ocasiones, no tanto por parte del medio donde he desarrollado mi actividad profesional, que en alguna ocasión también, pero si por parte de algún «allegado» que me pedía cambiara mi línea editorial, mi forma de comunicar o la información que hacía pública, o simplemente que no manifestara mi opinión sobre tal o cual cosa. Yo empecé en esto de la comunicación, produciendo mis propios programas, lo que significa, que pagaba por hacer radio, y en más de una ocasión, han rescindido mi contrato en mitad de una temporada, dejándome literalmente vendido, en la calle y haciendo frente a los compromisos comerciales que tenia contraídos. Yo entiendo que un determinado medio te exija que guardes las formas y que respetes la línea editorial de la casa, eso es lógico y normal en una empresa, y si no te gusta la línea del medio y te lo puedes permitir, te vas. El medio está en la obligación de exigirte que la información que des sea veraz, pero todo ello es compatible con la libertad que debe tener el comunicador para hacer bien su trabajo, con todo lo que ello implica.

¿Existe realmente la libertad de prensa y opinión en España o es simplemente una falacia aceptada para un texto como es la Constitución?

Como he comentado, vivimos la mayor época de falta de libertad, nunca antes conocida y eso afecta también a la libertad de prensa y a la libertad de expresión. Nos dicen como tenemos que vivir, con quien te debes meter en la cama, si es de tu mismo sexo mejor, te pueden dar hasta una subvención, lo que debemos comer, beber, e incluso como debes viajar. Nos dicen como fue nuestra historia, como es el presente, e incluso nos dicen como debe ser nuestro futuro, incluso cuando ellos ya no estén. Se inventan agendas para dentro de 15, 20 o 50 años, sin tener en cuenta nuestra opinión. Han infantilizado a la sociedad, han creado un relato único asfixiante que debemos aceptar sin rechistar. Nos dejan muy poco margen para la discrepancia o la disidencia. No existe la libertad, solo en apariencia y para los temas menores o accesorios. Han sacado del debate asuntos cruciales, que dan por superados, sin preguntarnos a los demás. Somos testigos mudos, silenciosos de decisiones cruciales que afectan a nuestras vidas, sobre las que no tenemos derecho. Han inventado una nueva moral que nos tratan de imponer, sin ni siquiera dejarnos opinar.

La libertad en el significado más amplio de la palabra, está en su época más trágica y oscura, y el periodismo y el derecho a la información veraz están dañados de muerte, seriamente cuestionados. La verdad ha desaparecido y ha sido sustituida por un relativismo moral que todo lo cubre, y que la gran mayoría acepta por esa lobotomización de la sociedad llevada a cabo en los últimos 50 años. Somos incapaces de cuestionarnos nada que venga de medios que ellos han decidido que son los poseedores de un relato, muy alejado de la verdad. Una verdad a medias, es una doble mentira…

El pasado mes de noviembre iniciaste una nueva aventura al frente de Informa Radio, la emisora del Grupo Estado de Alarma TV liderado por Javier Negre. ¿Cómo han sido estos primeros meses? ¿Qué valoración haces de los mismos?

Meses frenéticos, de locura, pero muy apasionantes, de mucho estrés y tensión, pero también muy ilusionantes. Es la primera vez que estoy en un grupo de comunicación, que como dice Javier Negre, es un medio 360, en el sentido de tener un digital, contenidos audiovisuales y ahora una radio, que en muy pocos meses, hemos convertido en la opción de referencia de miles de españoles. El grupo EDATV está compuesto de grandísimos profesionales, con un equipo técnico y humano que ya quisieran otros medios, aquí se hace periodismo de calidad, información que pocos se atreven a dar. La radio ha venido a complementar lo que ya de por si era un gran medio, y todo ello hecho posible por la arriesgada apuesta de sus accionistas y la labor incansable de un Javier Negre que vive por y para su profesión, incansable, mordaz y sobre todo audaz a la hora de tener olfato con la noticia.

Pusimos la emisora en apenas unos pocos días, no llegó a un mes, hemos conseguido llenar 24 horas de programación, los siete días de la semana, era una apuesta arriesgada, de la que no puedo estar más orgullosos. Con el equipo habitual y los amigos que siempre me han acompañado en todas mis aventuras radiofónicas o comunicativas. El éxito de Informa Radio, se lo debo a todos ellos.

Por último, ¿cómo se presenta el futuro más inmediato para tu emisora? ¿Qué proyectos tenéis a medio y largo plazo?

Eran complicado arrancar, pero lo más complicado es mantenerse y tener una programación atractiva que no agote al oyente. Tenemos que reinventarnos a diario, pero sin caer en el esperpento, la línea entre hacer las cosas bien o mal es muy fina, es como en el ajedrez, una mala decisión, te lleva a perder la partida. Estamos en un entorno hostil, donde no nos lo ponen nada fácil. La clave del éxito está en saber conjugar información y entretenimiento, no todo es política en la vida. Lo que busco, lo que persigo, no es solo es el éxito de la radio, busco el éxito del grupo de comunicación, que seamos un puntal de referencia, donde la persona que busque estar bien informado, ya sea mediante radio, lectura o contenidos audiovisuales, nos tenga a nosotros como su medio, acuda a nosotros porque se sienta identificado con nuestros contenidos, porque le vamos a contar los que otros, conociendo la noticia o la información, no se atreven. Somos un medio muy molesto para esos que llaman los poderosos, no hay nadie más poderoso que aquel que ostenta el poder o los que manipulan la información, convirtiendo mentiras en realidad a base de repetirlas mil veces.

La vida es la continua búsqueda de la excelencia, seguir creciendo con humildad, sin estridencias, pero con paso firme y seguro. Asentarnos como medios, no caer en la complacencia. Esto no ha hecho más que empezar. No buscamos el aplauso fácil, buscamos el no dejar a nadie indiferente, con independencia de que gustemos más o menos, la indiferencia, la monotonía conducen directamente al fracaso y la desidia. Queremos que el que nos elija como opción para estar informado, se sienta vivo, despierto, pensativo, que le hagamos reflexionar, que no se conforme con lo que le cuentan, ni siquiera con lo que nosotros de contamos o decimos. Queremos sacar al periodismo de la mediocridad en la que está instalada actualmente, porque otra manera de pensar y de sentir es posible.

Javier García Isac y otros autores: Los medios de la mentira. Letras Inquietas (Abril de 2023)