Salvini procesado: la eterna instrumentalización de la justicia con fines políticos – Adáraga

Clicka aquí para suscribirte gratis a nuestra edición digital.

Salvini procesado: la eterna instrumentalización de la justicia con fines políticos


Marie d’Armagnac | 21/04/2021

El pasado 10 de abril, el tribunal de Catania exigió la destitución de Matteo Salvini en la acusación que se le hizo de secuestro personal y abuso de poder por haber bloqueado, frente a Sicilia, el barco Gregoretti, encargado de recoger inmigrantes ilegales frente a las costas de Libia.

«No violó ninguna norma internacional», el crimen de «secuestro de personas no existe», había asegurado Andrea Bonomo, fiscal adjunta. Veremos, el 14 de mayo, si se aceptará esta solicitud de no demanda.

Una semana después, la decisión del tribunal de Palermo, por un caso similar, propugna exactamente lo contrario: durante la audiencia preliminar, el juez dictaminó que, en el caso de la ONG española Open Arms, Matteo Salvini llegó demasiado tarde para desembarcar a los migrantes. en Lampedusa. Por tanto, irá a juicio.

En ese momento, en agosto de 2019, la asignación del puerto siciliano como «puerto seguro» fue efectivamente refutada por Salvini, como lo había sido por las autoridades maltesas que habían impedido que el barco atracara en La Valeta, ya que la ayuda había intervenido fuera de Malta y de aguas territoriales italianas.

A pesar de las múltiples ofertas de ayuda, todas rechazadas, el capitán decidió quedarse en el mar y zarpar hacia Italia a pesar de un número de pasajeros muy por encima de la capacidad del barco, decidido a ejercer su chantaje en la Italia, en la piel de estos migrantes que afirmó salvar.

Mientras tanto, a mediados de agosto de 2019, en medio de una crisis de gobierno, gente y políticos subieron al barco: el espectáculo mediático se sumó a la presión sobre el único ministro del Interior que se había atrevido a enfrentar a la Unión Europea con sus contradicciones en el gestión de la crisis migratoria.

En todo este asunto, las zonas grises son múltiples y revelan la instrumentalización política que hizo la izquierda que, en ese momento, ya había decidido ocupar el lugar de la Liga en el gobierno de Conte (lo que se hizo unos días después con el nacimiento del segundo gobierno de Conte).

Más allá de la simple persona del líder de la Liga, «la remisión de Salvini a juicio es un serio precedente institucional», lamentó Maurizio Lupi, cercano al partido Forza Italia. De hecho, Matteo Salvini, al final de un juicio que comenzará en septiembre, enfrenta 15 años de prisión si es declarado culpable.

Una señal clara enviada a todos aquellos en Europa que quieran poder oponerse a la inmigración la ilegal y anárquica: ¿el trabajo de un ministro del Interior, eminentemente político, podría por tanto ser sancionado por un juez? Además, deja entrever el formidable poder de estas ONG que, poco a poco, pretenden dictar sus leyes a países soberanos en materia de gestión migratoria.

Para la izquierda, este futuro juicio es un regalo del cielo, el calendario judicial se confunde extrañamente con el calendario político: mientras la figura de Salvini se impone como interlocutor institucional en el gobierno de Draghi, un juicio correría el riesgo de dejarlo fuera de juego por un momento, privándolo así de una futura Presidencia del Consejo.

Finalmente, patada en el culo de Enrico Letta, nuevo jefe del Partido Demócrata Italiano, ex-profesor de Ciencias Políticas y muy en la corte de toda la intelectualidad de la izquierda europea: el jueves pasado lo recibió, con gran refuerzo de cámaras de televisión, el fundador de la ONG Open Arms, Òscar Camps, sin dudar en posar vestido, él el austero burócrata, con la sudadera de la ONG. Una prueba contundente, si es que todavía se necesita, del carácter fuertemente político de este futuro juicio.

¿Sucumbirá la izquierda italiana a esta extraña costumbre de eliminar a sus adversarios no a través de las urnas sino a través de la instrumentalización de la justicia, como se hizo con Berlusconi?

Sergio Fernández Riquelme: De la Liga Norte a la Lega. Letras Inquietas (Diciembre de 2019).

Fuente: Boulevard Voltaire

Imagen: Autor desconocido: Matteo Salvini

 

Marie d’Armagnac
Marie d’Armagnac es periodista y ensayista.







Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



Contacto | Aviso legal | Protección de datos | Cookies