Destacados: Agenda 2030 | Libros | Ucrania | Vox

       

Reportajes

Tractorada en Bruselas: más de 1.000 vehículos agrícolas protestan ante la Unión Europea


Marie d'Armagnac | 28/02/2024

 Nuevo libro de Santiago Prestel: Contra la democracia

Unas semanas después de las manifestaciones masivas en toda Europa, unos días después de los bloqueos de los agricultores polacos en la frontera ucraniana en protesta por las importaciones masivas de cereales ucranianos libres de impuestos, unas horas después de la bofetada sufrida por Emmanuel Macron en el Salón de la Agricultura, los tractores volvieron a Bruselas el lunes por la mañana. La protesta va viento en popa.

A las 9 de la mañana, cerca de un millar de tractores habían tomado el centro histórico de Bruselas, incluyendo la Grand Place y el Barrio Europeo. El objetivo: presionar al Consejo de Ministros de Agricultura de los veintisiete Estados miembros para que inicie los debates sobre una posible simplificación de la Política Agraria Común (PAC).

El ambiente fue bastante caótico, con cañones de agua apuntando a los manifestantes, que respondieron prendiendo fuego a paja y palés, lanzando huevos y naranjas e incluso un cañón de purines disparado contra la policía. La policía no pudo impedir que los agricultores forzaran varios cortes de carretera.

¿Quiénes eran los manifestantes? Procedían principalmente de Bélgica, con la Federación de Jóvenes Agricultores de Bélgica y FUGEA (Fédération unie de groupements d’éleveurs et d’agriculteurs), España (los Jóvenes Agricultores Españoles), Portugal e Italia con representantes de Coldiretti, el sindicato agrícola italiano más poderoso de Europa. Se debatieron varias medidas a corto plazo, como excepciones a la retirada de tierras, requisitos más flexibles para los pastos permanentes y la rotación de cultivos, y el uso de imágenes por satélite para reducir los controles físicos al menos en un 50%.

A más largo plazo, habrá que revisar la PAC, y para ello habrá que pasar por el proceso legislativo… con el Parlamento que salga de las urnas el 9 de junio. Lo que demuestra lo cruciales que serán las elecciones europeas de este año. Así pues, los ministros se muestran comprensivos con los manifestantes: «La PAC actual es un monstruo burocrático. El trabajo en el campo, más que el papeleo, debe estar a la orden del día», declaró el ministro alemán Cem Özdemir, según recoge Le Figaro.

Sin duda, hará falta más para calmar la cólera y la incomprensión y, sobre todo, para volver a situar la agricultura en el centro. «Es algo más que un pequeño alivio de las cargas administrativas», explica Vincent Delobel, criador de cabras y director del sindicato valón FUGEA. En La Dépêche, otros explican que protestan «desde hace meses. Lo dejan para más tarde y no pasa nada». La agricultora Marieke Van de Vivere denuncia la «locura» reglamentaria: «Tenemos que pagar por el caballo que hace excrementos, ¿y el Pacto Verde nos dice cómo tenemos que gestionar los excrementos, adónde van? Es totalmente alucinante». «Y no tenemos ningún control sobre las importaciones de terceros países», añade Adoración Blanque, de Jóvenes Agricultores Españoles.

Porque, claro, todos piden que se paralicen las negociaciones de Mercosur y otros acuerdos comerciales con países de fuera de Europa que producen a bajo coste y sin las exigencias «verdes» que impone la Unión Europea a sus agricultores. En este sentido, las condiciones ultra privilegiadas de importación de cereales ucranianos libres de aranceles son un caso de libro de texto en el que la Unión Europea hace oídos sordos por el momento.

Nota: Cortesía de Boulevard Voltaire