Un homenaje a Ernst Jünger: el anarquista, el caminante del bosque, el esteta del horror (VII) – Adáraga

Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en Telegram

Un homenaje a Ernst Jünger: el anarquista, el caminante del bosque, el esteta del horror (VII)


Günter Maschke | 22/06/2022

«Donde uno llega, allí es interesante», dijo Goethe sobre la vida. Esta es también una máxima de Jünger, cuya universalidad de intereses recuerda tanto a Goethe como su don para la aventura del asombro.

Ciertamente, no todos los escritos del galardonado tienen éxito, y ni que decir tiene que a muchos de nosotros no nos gusta su mensaje, o al menos no siempre. Pero, ¿qué significa eso en comparación con la obra de un gran transgresor de la frontera entre la poesía, la contemplación y la ciencia, un hombre con el que siempre merece la pena enfrentarse, aunque no sea de la forma insípida de los manifestantes contra la concesión del premio?

Con el emboscado y el anarquista de La Emboscadura, Jünger nos ha esbozado dos tipos de resistencia a la dominación. Ciertamente: el caminante del bosque que espera, se mantiene a la espera, golpea de vez en cuando, cuyos medios de lucha son sobre todo el sabotaje y el rechazo, no es uno que camina hacia el cuchillo abierto del gobernante. Pero ese no es el objetivo de la resistencia. Sin embargo, aquí se nos da una sugerencia decisiva sobre cómo un sistema totalitario puede quizá verse obligado a retroceder después de todo.

Algunas de las frases de esta obra parecen una ilustración de lo que ocurre hoy en Polonia, y la quintaesencia de Jünger es «donde un pueblo se prepara para ir al bosque, debe convertirse en un poder terrible». El paseo por el bosque es nada menos y nada más que una teoría sobre la erosión del aparato de gobierno a través de las reacciones ya no calculables de muchos individuos determinados. Por el contrario, el anarquista (que no quiere, como el anarquista, abolir la regla, porque la que se combate en cada caso sólo sería sustituida por otra) es una figura más desesperada. El anarca ve la desesperanza de su resistencia y sólo se preocupa por la libertad de movimiento y de pensamiento de su propia persona. Lucha de forma bastante egoísta por su libertad: contra los padres, contra la «sociedad», contra la opinión pública, contra las «ideas», contra su propia comodidad. Se trata de dos modelos de libertad que casi siempre se quedan cortos cuando se habla del gran tema.

SUGERENCIA:   Afganistán: el retorno a la realidad

Se podría acusar a estos enfoques de centrarse demasiado en la huida, en la evasión, en la supervivencia. Pero la «falta de optimismo» no es una acusación después de las experiencias de la época. Quizá hoy, sobre todo en las sociedades en las que la dominación de las personas se organiza por medios psicológicos e intelectuales más que por el uso clásico de la fuerza, la capacidad de resistencia del individuo es más necesaria que la de los grupos sociales que normalmente sólo quieren participar en la opresión sutil, que luchan por su cuota legal en la posesión del poder. Debido a que Jünger comprendió radicalmente la amenaza a la libertad individual en sus inicios, el fallecido Jünger también pudo convertirse en un partidario de esta libertad. Es imposible ver en él un agente de la falta de libertad organizada; aún podemos leer el temprano como un diagnóstico, aunque rechacemos sus consecuencias, los consejos del tardío pueden sernos útiles.

En un escrito como La paz, Rommel lo elogió como base ética de la resistencia: Jünger muestra un claro alejamiento de su anterior militarismo y llama muy claramente a los «asesinatos sacrílegos» en los campos de concentración por su nombre. Los grandes esfuerzos de la guerra, con sus sacrificios y su heroísmo, son para él «la semilla» de la que ha de brotar el fruto: la paz: «Bien puede decirse que esta guerra ha sido la primera obra general de la humanidad. La paz que termina debe ser la segunda». Tal vez sólo un viejo soldado como Jünger podría decir a los antiguos combatientes alemanes y franceses en Verdún el 24 de junio de 1979: «¿No deberíamos, ahora planetariamente, empezar de una vez donde nos han llevado tantos rodeos de tantas víctimas?».

Lo polifacética, compleja y también contradictoria que es la obra de este aventurero intelectual y rastreador, se demuestra con cada nueva lectura. No cabe duda de que se trata de una obra importante y perdurable de un hombre que hizo muchos cruces de fronteras, que celebró el poder y se resistió a él, que alabó la voz de la sangre y probablemente por ello redescubrió el gesto de la fraternidad, ese gesto tan sencillo y tan difícil; de un hombre que a menudo fue un sismógrafo y a menudo un ave de trueno; de un hombre, en fin, en cuya obra se reflejan la tensión, la agonía, los conflictos desgarradores de la época. Ernst Jünger es un digno galardonado.

SUGERENCIA:   La Nueva Derecha brasileña

Un homenaje a Ernst Jünger: el anarquista, el caminante del bosque, el esteta del horror

Primera parte
Segunda parte
Tercera parte
Cuarta parte
Quinta parte
Sexta parte
Séptima parte

 

Günter Maschke
Günter Maschke fue un notable periodista y ensayista alemán, reconocido por ser uno de los grandes referentes de la Nueva Derecha en su país.

Ya a la venta el número 7 de la revista en papel de Adáraga



La edición en papel de Adáraga ofrece en su número 7 ensayos y artículos de las mejores firmas con un nuevo diseño. También incluye una sección de reseñas de libros destacados.

COMPRA CON PAYPAL ESPAÑA

COMPRA EN AMAZON

COMPRA EN RINCÓN HISPÁNICO

Recibe gratis el boletín de Adáraga

Introduce tu dirección de correo electronico y no te pierdas ningún nuevo contenido de Adáraga.



Solo recibirás un e-mail diario y nunca SPAM. Este servicio está proporcionado por FeedBurner y funciona bajo sus condiciones de servicio.

Lo más popular en YouTube

José Antonio Bielsa Arbiol: «España ha aceptado el satanismo anticatólico»


Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en YouTube

Podcast en Ivoox

Clicka aquí para suscribirte a nuestro podcast en Ivoox

Contenidos sugeridos

Temas destacados

Catolicismo Comunismo Conflictos Coronavirus Economía España Eurasia Europa Hispanidad Identidad Inmigración Islam Liberalismo Nueva Derecha Nuevo Orden Mundial Populismo Tradición





Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



↑ Subir
Acerca | Contacto | Aviso legal | Condiciones de venta | Protección de datos | Cookies