Destacados: Geopolítica | Inmigración | Libros | Vox

       

Reportajes

El Esequibo venezolano y los ejes de multipolaridad versus unipolaridad


Aleksandr Duguin | 14/12/2023

 Nuevo libro de José Antonio Bielsa Arbiol: Masonería vaticana

El Esequibo venezolano (junto con las Malvinas) es otro frente de multipolaridad versus unipolaridad. En general, ya estamos ante 5 frentes potenciales o reales.

1. Rusia está en guerra con el globalismo colectivo occidental y estadounidense (anglosajón) en Ucrania. Esencialmente, se trata de una guerra civil de rusos: rusos imperiales contra rusos atlantistas que han traicionado su identidad rusa, pero los “rusos” atlantistas están siendo utilizados por las fuerzas unipolares de Occidente.

2. El mundo islámico se consolida (con grave retraso) contra Israel, que está llevando a cabo un genocidio sistemático de la población árabe. Al mismo tiempo, Israel (como su representante en Medio Oriente) está nuevamente del lado del Occidente unipolar.

3. El bloque de países anticoloniales de África occidental (Malí, Burkina Faso, Níger, República Centroafricana, Gabón) está unido contra los regímenes procoloniales (atlánticos) y contra la Francia globalista de Macron. Aquí también puede estallar un conflicto abierto en cualquier momento.

4. El potencial frente de Taiwán contra China continental es lo que quizás más preocupa a Estados Unidos. (Y aquí un conflicto directo aguarda entre bastidores).

5. Declaración de los derechos de Venezuela sobre el Esequibo, zona en legítima reclamación, la cual es una formación colonial artificial de los atlantistas. Esto también incluye la cuestión de las Malvinas, que bien puede agudizarse tras la destitución del degenerado que ha irrumpido en el poder (esto es lo que sucede si el peronismo revolucionario se cruza con el liberalismo, como hizo el perdedor Sergio Massa).

India ocupa un lugar especial en la heptarquía multipolar. Se trata de un Estado-Civilización completamente independiente, estratégicamente más cercana a los Estados Unidos (debido al conflicto con China y Pakistán, y más ampliamente al factor islámico). Al mismo tiempo, la India es amiga de Rusia, África y América Latina. No existen zonas de conflicto directo con los globalistas (a excepción del recuerdo de la monstruosa era de la colonización británica). Anteriormente, Occidente apoyaba al islam radical y a Pakistán, y aunque esto se ha conservado parcialmente, ya no es un fenómeno tan pronunciado: los globalistas necesitan que India se enfrente a China.