Destacados: Geopolítica | Inmigración | Libros | Vox

       

Reportajes

La Unión Europea gasta millones en investigar a la «extrema derecha»


Clémence de Longraye | 20/12/2023

 Nuevo libro de José Antonio Bielsa Arbiol: Masonería vaticana

«Puesto a cubrir el 1 de enero de 2024 en Aix-en-Provence: investigador para una aproximación etnográfica a las narrativas extremistas. Contrato de duración determinada de 24 meses. El CNRS recluta a un investigador postdoctoral para realizar un estudio etnográfico de los movimientos nacionalistas en Francia. De 2.992 a 4.204 euros». Desde finales de noviembre, el Centre national de la recherche scientifique (CNRS), la célebre institución pública francesa dedicada a la investigación científica, recluta a un doctorando para completar uno de sus equipos de investigación. La persona contratada se encargará de «caracterizar y detectar las narrativas extremistas», en particular organizando una «etnografía de un movimiento nacionalista en Francia». En un momento en que Francia vive atentados islamistas, esta oferta de empleo aparentemente abstrusa se inscribe en realidad en el marco de un ambicioso programa de apoyo a la investigación y la innovación lanzado y generosamente financiado por la Unión Europea.

Este vasto programa, titulado Horizonte Europa (2021-2027), financia programas de investigación fundamental, investigación aplicada e innovación con un monstruoso presupuesto total de 95.500 millones de euros. El objetivo es «reforzar las bases científicas y tecnológicas de la Unión Europea, impulsando al mismo tiempo la competitividad de su industria». En un contexto posterior a la crisis sanitaria, la Unión Europea pretende orientar y acelerar «la recuperación, preparación y resistencia de Europa». Horizonte Europa, que se divide en varios capítulos (salud, seguridad civil, clima y energía, alimentación, cultura, creatividad y una sociedad integradora) tiene ambiciones loables. Entre ellas, salvar tres millones de vidas del cáncer, preservar los océanos y mares y proporcionar una dieta sana y equilibrada. Pero uno de los capítulos de Horizonte Europa parece ser mucho más político que científico. Detrás del capítulo «Cultura, creatividad y sociedad inclusiva», que representa el 2% del presupuesto global (unos 2.280 millones de euros), se esconden una serie de proyectos de investigación destinados a contrarrestar lo que la Unión Europea denomina narrativas «extremistas», «nacionalistas» e «identitarias».

7 millones de euros para combatir la extrema derecha

Ya se han puesto en marcha tres proyectos de investigación sobre este tema, con apoyo financiero de la Comisión Europea. El primero, ARENA (Análisis y Respuesta al Discurso Extremista), lanzado el 1 de mayo y que se prolongará hasta la primavera de 2027, pretende «medir la propagación del discurso extremista», «responder» a él y formular «recomendaciones políticas» al respecto. Con un presupuesto total de casi 3 millones de euros, está financiado en más de un 99% por la Unión Europea. Los trabajos del CNRS forman parte de este proyecto. Lanzado un mes antes, el programa OppAttune pretende «contrarrestar el extremismo político mediante un diálogo adecuado». A los investigadores del programa les preocupa que «la crisis de los refugiados, exacerbada por la pandemia del Coronavirus, haya contribuido a fomentar el extremismo político, la xenofobia y el nacionalismo». Financiado con 2,09 millones de euros por Europa, este programa espera en particular desarrollar de aquí a 2025 una caja de herramientas de autodiagnóstico (I-Attune) para «medir el extremismo en el discurso cotidiano». Por último, el proyecto SMIDGE, centrado en la lucha contra el extremismo en las redes sociales, cuenta con un presupuesto de 2,14 millones de euros, financiados íntegramente por la Unión Europea.

Además de estos tres proyectos de investigación lanzados en las universidades más prestigiosas de Europa, próximamente se pondrán en marcha otros programas sobre la cuestión de la extrema derecha. La Unión Europea está reclutando investigadores para trabajar sobre la cuestión de los «roles de género en los movimientos extremistas». Esta convocatoria de proyectos, con un presupuesto total de unos 9 millones de euros (de los que Europa financia entre 2 y 3 millones), incluye un estudio de los «movimientos extremistas e identitarios abiertamente hostiles hacia las mujeres, los grupos LGBTIQ+ y las personas pertenecientes a minorías raciales».

Ya durante el anterior programa Horizonte Europa 2020, la Unión Europea financió un proyecto de investigación sobre radicalización por valor de casi 5 millones de euros, en el que el «islamismo» y la «extrema derecha» se equiparaban a amenazas para las «sociedades abiertas y multiculturales». Cómo luchar contra el derecho de los pueblos a seguir siendo ellos mismos… ¡con su dinero!

Nota: Cortesía de Boulevard Voltaire