Ucrania-Rusia: el imperio contraataca… lentamente – Adáraga

Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en Telegram

Ucrania-Rusia: el imperio contraataca… lentamente


Stéphane Buffetaut | 01/04/2022

Extraña imagen es la de este anciano «emperador» de paso vacilante y sonrisa helada que llega hasta Europa para asegurarse de que el soberano cumplirá con su deber de protección respecto a sus vasallos, que se arremolinan en torno al anciano como para renovar su homenaje feudal.

En su maratón entre la OTAN, el G7 y el Consejo Europeo, Joe Biden encarna a un Tío Sam cansado. Si se trataba de simbolizar la unidad de los occidentales contra Rusia, la cosa está hecha. Por apariencia. Porque en realidad, la gira europea del presidente estadounidense no cambia mucho sobre el terreno.

Los límites fijados por Biden se mantienen sin cambios: no enviar tropas a Ucrania y no prohibir los sobrevuelos de Ucrania, lo que implicaría derribar aviones rusos, a pesar de los reiterados llamamientos de Zelenski. El estadounidense quiere evitar a toda costa un enfrentamiento armado entre la OTAN y Rusia que podría provocar una espiral fatal.

Nos limitaremos a endurecer las sanciones económicas, sin afectar el suministro de energía de Rusia, y aumentar la ayuda humanitaria para los desafortunados ucranianos. Se establecerán nuevos grupos de batalla en Rumania, Hungría, Bulgaria y Eslovaquia para complementar el sistema existente en Polonia y los países bálticos.

El presidente estadounidense, que reivindica el papel de «líder» del mundo occidental y asegura que «nunca la OTAN ha estado tan unida», acabó concediendo a los periodistas que «las sanciones nunca disuaden». Entonces, ¿qué salida de la crisis?

Sólo la diplomacia pondrá fin a esta tragedia. Claramente, la «operación militar especial» de Putin no funcionó según lo planeado. Ucrania, su gobierno y su ejército no se han derrumbado como un castillo de naipes y la operación está empantanada. Pero a largo plazo, Ucrania no puede resistir en esta confrontación de los fuertes contra los débiles.

SUGERENCIA:   Un encuentro islámico-cristiano en la iglesia parisina de Saint-Sulpice

Así que diplomacia, pero no diplomacia de espectáculo a la Macron. La diplomacia secreta que salva la cara a los beligerantes y que se realiza por vías indirectas. Para ello, no debemos dejarnos abrumar por la emoción y la indignación, sino mostrar un frío pragmatismo. La Unión Europea habla y se mueve como si Rusia no tuviera otra opción que la rendición incondicional, la vuelta al statu quo ante. Pero sabemos que eso no es realista.

Por lo tanto, queda por encontrar un terreno común que sea aceptable para ambas partes, cuyas áreas de discusión conocemos: el mantenimiento de la soberanía de Ucrania pero su no pertenencia a la OTAN, la aplicación de los acuerdos de Minsk, garantías para los ucranianos de habla rusa, reconocimiento de la devolución de Crimea a Rusia.

Lo peor es que esta guerra y este nuevo enfrentamiento entre Occidente y Rusia sin duda podrían haberse evitado. Si, a la caída del comunismo, hubiéramos aceptado que Rusia volviera a ser lo que era antes de 1914: una gran nación europea. Sin embargo, hicimos todo lo contrario. Es cierto que después de 70 años de comunismo, el país estaba exangüe, moral y económicamente devastado. En lugar de ayudarlo, quisimos aplicarle absurdas políticas ultraliberales y Londres se apresuró a recibir a los oligarcas, y sus fortunas, que estaban poniendo la economía rusa en un corte controlado. Más bien, la agenda era humillar a los rusos y exorcizar el miedo que la URSS había causado durante décadas. Para colmo, la CIA seguía agitando a las ex-repúblicas hermanas en las escalinatas de Rusia, como si por algún juego absurdo tuvieran que arrancarle los bigotes al oso ruso para sacarlo de su hibernación.

SUGERENCIA:   En torno a la derecha identitaria: cosmopolitas contra arraigados

Evidentemente, Estados Unidos no quería a toda costa la constitución de un todo geopolítico basado en una estrecha cooperación entre la Unión Europea, con su fuerza económica, y Rusia, con sus inmensos recursos naturales, sus ingenieros y sus científicos. Los europeos se han ajustado al esquema atlantista. La visita relámpago de Joe Biden a Bruselas es, sobre todo, el símbolo del alineamiento europeo con la política estadounidense, que queda vívidamente subrayado por la presencia del presidente estadounidense en el Consejo Europeo. Estados Unidos venderá F-35 a Alemania, tanques Abrams a Polonia, gas de esquisto licuado a Europa. Es la quiebra de la política común de seguridad y defensa. La Unión Europea sigue siendo un enano militar y diplomático. Washington reina sobre Occidente. Los ucranianos permanecen bajo las bombas rusas.

Fuente: Boulevard Voltaire

Imagen: Free-Photos: Bandera estadounidense

 

Stéphane Buffetaut
Stéphane Buffetaut es vicepresidente del CNIP y antiguo presidente del Comité de Relaciones entre la Unión Europea y Rusia.

Ya a la venta el número 6 de la revista en papel de Adáraga



La edición en papel de Adáraga ofrece en su número 6 ensayos y artículos de las mejores firmas con un nuevo diseño. También incluye una sección de reseñas de libros destacados.

COMPRA CON PAYPAL ESPAÑA

COMPRA EN AMAZON

COMPRA EN RINCÓN HISPÁNICO

Recibe gratis el boletín de Adáraga

Introduce tu dirección de correo electronico y no te pierdas ningún nuevo contenido de Adáraga.



Solo recibirás un e-mail diario y nunca SPAM. Este servicio está proporcionado por FeedBurner y funciona bajo sus condiciones de servicio.

Lo más popular en YouTube

José Antonio Bielsa Arbiol: «España ha aceptado el satanismo anticatólico»


Clicka aquí para suscribirte a nuestro canal en YouTube

Podcast en Ivoox

Clicka aquí para suscribirte a nuestro podcast en Ivoox

Contenidos sugeridos

Temas destacados

Catolicismo Comunismo Conflictos Coronavirus Economía España Eurasia Europa Hispanidad Identidad Inmigración Islam Liberalismo Nueva Derecha Nuevo Orden Mundial Populismo Tradición





Revista digital y en papel para la reconquista cultural.
Adáraga: ant. Escudo de cuero usado en la España medieval.



↑ Subir
Acerca | Contacto | Aviso legal | Condiciones de venta | Protección de datos | Cookies