Destacados: Agenda 2030 | Libros | Ucrania | Vox

       

Artículos

Ataque terrorista en Moscú: ¿la «sorpresa desagradable» de Victoria Nuland?


Markus Siira | 28/03/2024

 Nuevo libro de Santiago Prestel: Contra la democracia

En Krasnogorsk, a las afueras de la circunvalación de Moscú, el mayor centro de exposiciones y espectáculos de Rusia, el Crocus City Hall, entró en los libros de historia el pasado viernes como escenario de un sangriento atentado terrorista.

El gólem creado por el Mosad, la CIA y el MI6, la rama Isis-K de la organización terrorista islamista, reivindicó la autoría del atentado, aunque esta vez no se trató del clásico ataque suicida. Esta explicación no ha sido aceptada en Rusia: el dedo acusador de Putin apunta en cambio a Ucrania.

La arquitecta del conflicto ucraniano, la vicesecretaria de Estado estadounidense Victoria Nuland, ya había prometido a Putin «sorpresas desagradables» a principios de año. Por lo tanto, no es descartable que los servicios de inteligencia militar ucranianos dirigidos por Kyrylo Boudanov hayan puesto en práctica el plan «kaganista» con el apoyo de mercenarios tayikos.

¿Fueron demasiado lejos Nuland y sus colaboradores, ya que abandonó abruptamente su puesto tras su visita a Kiev? El 7 de marzo, la embajada estadounidense aconsejó a sus ciudadanos que evitaran los actos públicos en Rusia. Ese mismo día, uno de los autores del atentado terrorista también visitó Crocus para hacer balance de la situación.

Sin duda, el atentado terrorista de Moscú no facilita el objetivo de Occidente de dejar Ucrania como cabeza de puente antirrusa en beneficio de Occidente tras la operación militar. Por el contrario, es posible que el control de Rusia no haga sino estrecharse y que el conflicto llegue a una conclusión brutal.

Gran Bretaña ya ha advertido a Putin contra una escalada de la guerra en Ucrania, citando el ataque terrorista. ¿Por qué tendría que invocar nada el Presidente, que ha renovado su mandato, cuando de todos modos está en marcha una operación militar que dura ya más de dos años? Ucrania también ha llevado a cabo ataques contra la ciudad crimea de Sebastopol.

Tras la explosión de los gasoductos Nord Stream, se intentó absurdamente convertir a Rusia en sospechosa del sabotaje de sus propios gasoductos. Occidente afirma ahora que el atentado terrorista del viernes fue una operación de «falsa bandera» organizada por el propio Putin.

Como en el caso del Nord Stream, ¿acabará Occidente culpando de la masacre de Moscú a los radicales ucranianos? Eso privaría a Zelenski de toda simpatía, y la opinión pública occidental ya está harta de este espectáculo.

Oficialmente, Estados Unidos afirma haber recibido información de inteligencia relacionada específicamente con el ataque islamista antirruso. Por supuesto, Washington no asume la responsabilidad del acto terrorista y no tiene intención de procesar a Nuland, por lo que los yihadistas del Isis-K (extremistas útiles en la guerra híbrida de Occidente) probablemente seguirán estando a la orden del día.

¿Quizá se lleven a cabo otros atentados en otros lugares para seguir cubriendo sus huellas? Las autoridades alemanas detuvieron recientemente a dos yihadistas afganos sospechosos de planear un atentado terrorista contra el parlamento sueco. La amenaza del terrorismo es una buena noticia para los poderes de los distintos países, ya que les permite endurecer sus políticas.

Nota: Cortesía de Euro-Synergies