Destacados: Agenda 2030 | Inmigración | Libros

       

Artículos

Lobos Grises: la rama joven, paramilitar y activista del nacionalismo turco


Georges Feltin-Tracol | 15/03/2021

 Nuevo libro de Santiago Prestel: Contra la democracia

Tras los incidentes ocurridos a finales del pasado mes de octubre en los suburbios de Lyon y en Valencia entre franceses de origen armenio y franco-turcos sobre el conflicto armenio-azerí en el Cáucaso, el gobierno francés ordenó, el 4 de noviembre de 2020, la disolución de los Lobos Grises.

Por Lobos Grises debemos entender la rama joven, paramilitar y activista de la nebulosa nacionalista turca. También llamados «idealistas» tras aparecer alrededor de 1968, los Lobos Grises son el equivalente mucho más poderoso, radical e influyente de las famosas «ratas negras» francesas y otras «ratas malditas » (los apodos dados a los estudiantes nacionalistas).

En los años 1970-1980, los estudiantes «idealistas» se enfrentaron en las calles y en los pasillos de las universidades a los izquierdistas, los comunistas y los kurdos. Hostiles a Rusia, Irán, Siria baazista, Israel, Grecia y Armenia, así como a las comunidades aleví y judía, los Lobos Grises pertenecieron durante la Guerra Fría a «ejércitos secretos». De la OTAN, en particular de las redes clandestinas de Gladio y el tipo Stay Behind, incluso el ex-lobo gris Mehmet Ali Ağca intenta asesinar al Papa Juan Pablo II, el 13 de mayo de 1981, a petición de los servicios secretos búlgaros prosoviéticos. Los Lobos Grises a veces colaboran con el estado mayor turco y establecen estrechos contactos con ciertos clanes del inframundo de Estambul y Anatolia.

Establecidos en las comunidades turcas de Europa Occidental, los Lobos Grises establecieron su primer hogar «idealista» en Alemania Occidental en 1978 antes de trasladarlos a una federación de asociaciones de «idealistas» democráticos turcos en Europa. Como su referente político, el general y político Alparslan Türkeş (1917-1997), los Lobos Grises se oponen a las fundamentales «Seis flechas» del kemalismo (republicanismo, populismo, laicismo, revolucionario, nacionalismo y estatismo) a su doctrina de las «Nueve luces» (nacionalismo, idealismo, defensa de la moral pública, defensa de la integridad social, racionalismo científico, defensa de las libertades civiles, respeto y estímulo al campesinado, apoyo al populismo y al desarrollo económico, estímulo a la industrialización y al desarrollo técnico).

Tomando al lobo gris como símbolo, los activistas «idealistas» afirman más allá del Islam ser el bestiario específico de los pueblos de las estepas de Eurasia. El lobo es de hecho el animal mítico de los pueblos mongoles y turcos. El animal también forma parte de Ergenekon, el mítico valle de las montañas de Altai, la cuna de la Turquía. Cuenta la leyenda que un lobo con un pelaje gris azulado inspiró a los primeros turcos que salieron para conquistar el mundo entero. De estas referencias mitológicas se deriva una visión del mundo pan-turquista, incluso panturanista, que pretende reunir en un mismo gran espacio geopolítico y cultural la lengua turca y sus anexos históricos, del mar Adriático y los Balcanes (Albania, Kosovo, Bosnia, turcos de Bulgaria, musulmanes de Macedonia del Norte, pomaks en Grecia…) hasta la Gran Muralla China (incluidos los uigures).

Sucede que en Turquía o en las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central de habla turca, los militantes panturcos o panturanistas apoyan la idea de que los turcos son descendientes directos de los hunos de Atila, y practican discretamente el tengrismo, una espiritualidad chamánica adaptada al alma de la estepa.

Con una organización flexible y jerárquica, los Lobos Grises representan un vasto grupo de activistas para varios grupos políticos. Generalmente están asociados con el MHP (Partido de Acción Nacionalista) de Devlet Bahçali. Antes del lanzamiento de la Alianza del Pueblo, el MHP y los Lobos Grises han estado trabajando con el AKP del presidente Erdogan con propósitos cada vez más neo-otomanos. Sin embargo, los Lobos Grises no se limitan al MHP y al AKP. Algunos se encuentran en la Alianza del Pueblo o Partido de la Gran Unidad (BBP). Separado del MHP en 1993, el BBP insistió más en la herencia musulmana y muy pronto valoró una síntesis nacionalista turco-otomana, incluso nacional-islamista. Otros Lobos Grises rechazan esta alianza con el poder y participan en la fundación del Buen Partido (IYI) de Meral Akşener, la oposición nacionalista secular.

Además, fuera de Turquía, los Lobos Grises cooperan con los expatriados del Partido de la Patria de Dogu Perinçek. Nuevo nombre para el Partido de los Trabajadores, originalmente de orientación maoísta, el Partido de la Patria, clasificado en la extrema izquierda, se distingue por sus posiciones seculares y euroasistas.

En Turquía, los Lobos Grises más entusiastas fundaron el Partido de la Unión de Ötüken en diciembre de 2017, que lleva el nombre de la legendaria ciudad de Ergenekon. Presidido por Mehmet Hakem Semerci, este Partido de la Unión de Ötüken está adornado con un lobo negro aullando. Racialista, el pequeño grupo no duda en proclamar la superioridad del pueblo-raza- nación turca sobre todos los demás grupos humanos. Muchos periodistas vieron en esto la cristalización del primer partido abiertamente supremacista en Turquía.

Con una multitud de asociaciones profesionales (campesinos, maestros, funcionarios, médicos, policía), culturales (pintores, estudiantes, músicos), mujeres y sindicatos (la Confederación de Sindicatos de Trabajadores Nacionalistas), lodrg20s Lobos Grises llevan a cabo una empresa metapolítica reflexivo y eficaz junto con manifestaciones de protesta que a menudo se asemejan a acciones reales (puñetazos)… Su disolución en Francia, donde no existen formalmente, es, por tanto, estrictamente inútil, excepto para la comunicación ministerial. Junto a su ilegalización se produjo una extraña coincidencia a raíz de un referéndum en Colorado en el que se pidió a los votantes que votaran a favor o no de reintroducir al… lobo gris en las Montañas Rocosas.

Georges Feltin-Tracol: El camino hercúleo de la Tradición: Espiritualidad, poder e identidad en Julius Evola. Letras Inquietas (Febrero de 2021)