X

 La España rural se rebela contra la Agenda 2030

       

Artículos

Nagorno-Karabaj y Armenia: otro silencio


Giorgio Agamben | 29/11/2023

 Descubre el nuevo sello Ediciones Ratzel especializado en geopolítica

Mientras los medios de comunicación dedican todo su espacio a la guerra en Ucrania y Gaza y cuentan, como parece gustarles, los muertos palestinos e israelíes, ucranianos y rusos, otro pueblo ha vuelto a ser ignorado: los armenios, obligados a evitar ser exterminados para abandonar el país donde vivían.

Después de la ofensiva militar azerí de septiembre de 1923, Nagorno-Karabaj o República de Artsaj, como la llamaban sus habitantes armenios, ya no existe. Como ha sucedido muchas veces en esta región, se volverán a trazar fronteras y poblaciones enteras serán diezmadas y desplazadas en nombre de la limpieza étnica. Cuando al final de la Primera Guerra Mundial se disolvió la Federación Transcaucásica, creada en 1917 por armenios, azeríes y georgianos, y el territorio conquistado por los rusos, Nagorno-Karabaj, aunque poblado en un 98% por armenios, fue asignado por parte de Stalin no a la República Socialista Soviética de Armenia, sino a la de Azerbaiyán.

De ahí, tras la disolución de la Unión Soviética, los conflictos que han tenido su triste desenlace en los últimos días. Es necesario reflexionar sobre el destino de este pueblo que, como los judíos, sufrió un genocidio y del que no se habla, aunque sean quizás la comunidad cristiana más antigua y por tanto ocupen uno de los cuatro barrios en los que se divide la ciudad vieja de Jerusalén. está dividido. Está cerca de nosotros, quizás más cerca que los demás de los que estamos hablando. Lo que está sucediendo en Nagorno-Karabaj nos preocupa y nos cuestiona y por eso preferimos ignorarlo.

Traducción: Carlos X. Blanco