Destacados: Agenda 2030 | Libros | Ucrania | Vox

       

Noticias

The Times también lo admite: «Es hora de hablar de la caída de Kiev»


Redacción | 29/03/2024

 Nuevo libro de Santiago Prestel: Contra la democracia

Primero fue la revista The Economist, considerado como un órgano de comunicación oficioso de la familia Rothschild, quien alertó de la posibilidad de que Rusia ganase la guerra contra Ucrania. Ahora ha sido, nada más y nada menos, que el diario londinense The Times, uno de los más influyentes a nivel global.

En un artículo editorial publicado por Ian Martin, se advierte de que «mientras los aliados se peleaban y Estados Unidos finalmente proporcionó otros 60 mil millones de dólares en ayuda, cuando la primavera dio paso al verano, las tropas de Putin rompieron las líneas en el sur y el este. Las fuerzas ucranianas en retirada sólo pudieron frenar el avance». «Cuando los rusos se acercaron a la capital, una nueva ola de refugiados huyó de Ucrania en busca de seguridad frente a los incesantes bombardeos. Éste es el escenario de pesadilla que ahora contemplan los responsables políticos occidentales. Los acontecimientos están obligando a los líderes militares y civiles en Londres, Washington, París y Bruselas a trazar un mapa del catastrófico colapso de las fuerzas ucranianas a las que se les han negado las armas y municiones que necesitan», añade.

Martin prosigue señalando que «contrariamente a la opinión predominante de que se trata de un conflicto congelado perpetuo, en el que ninguna de las partes puede obtener una ventaja decisiva, la línea del frente está encarnizadamente disputada y existe un riesgo real de que las fuerzas ucranianas sean rechazadas».

Por último, el articulista de The Times recalca que «la cansada opinión pública occidental parece haberse asentado en la opinión de que, aunque estamos ayudando a los ucranianos a defender su patria, están atrapados en un punto muerto imposible antes de lo que probablemente sea algún tipo de acuerdo de paz que solucione la situación actual. líneas de combate. Y luego podemos pensar en otra cosa».