¿Se avecina una Tercera Guerra Mundial?

       

Reportajes

París: Campo de Marte y Trocadero, las nuevas zonas sin ley


Marc Eynaud | 04/08/2023

 Descubre el nuevo sello Ediciones Ratzel especializado en geopolítica

¿Qué monumento personifica mejor París que la Torre Eiffel? ¿Aparte, quizás, de la catedral de Notre-Dame? Notre-Dame sigue atrayendo a los turistas que acuden en masa a admirarla. Sin embargo, a los pies de la Torre Eiffel se expone la vida cotidiana de los parisinos. Como en el resto del país, si la hierba no crece bien en los Campos de Marte, allí se cometen delitos y faltas con más regularidad que en otros lugares.

El pasado miércoles por la noche, una joven turista mexicana fue violada por cinco individuos en la penumbra de los jardines. En abril de 2023, una turista alemana escapó por los pelos de un intento de violación. En febrero, una turista brasileña no tuvo tanta suerte y fue violada, de nuevo a los pies de la Torre Eiffel. Y no se trata de hechos nuevos, puesto que en 2016 ya se había producido una violación en estas mismas instalaciones.

Si los Campos de Marte se han convertido en un terreno de violaciones, Trocadero se ha convertido en un terreno de robos. Bandas violentas de «menores no acompañados» causan estragos en la zona, que recibe 50.000 visitantes al día, principalmente turistas, presa fácil de maleantes cada vez más audaces. «Trocadero se ha convertido en un foco de delincuencia. Es un poco como el nuevo Barbès. Hay muchos robos y atracos», declaró a Le Figaro Matthieu Valet, portavoz del Sindicato Independiente de Comisarios de Policía (SICP), en junio de 2022.

Como símbolo de la impotencia de los poderes públicos, la alcaldesa del distrito 7, Rachida Dati, pide regularmente a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, que instale una valla alrededor del Campo de Marte para cerrarlo por la noche y combatir mejor así el tráfico. Su grupo reiteró esta petición en el Consejo de París tras la violación de la turista mexicana.

Los políticos de derechas califican ahora el Campo de Marte de «zona sin ley». Definitivamente, París ya no es una fiesta. Por parte de la Agrupación Nacional, el alcalde de Fréjus, David Rachline, ofreció su «apoyo a esta joven, una víctima más de la serie de agresiones cometidas en el Campo de Marte. La inmigración y la inseguridad son cargas de las que debemos deshacernos». ¿Consecuencia directa de la inmigración? Al menos, eso es lo que revelan las cifras del Ministerio del Interior, citadas por Le Figaro: «Los menores no acompañados representan alrededor del 20% de todas las detenciones policiales en el distrito 16 y el 75% de todos los menores llevados ante los tribunales en la capital».

«Es una vergüenza. Una desgracia», suspiraba un concejal de París contactado por Boulevard Voltaire. «Con los Juegos Olímpicos a la vuelta de la esquina, vamos hacia el desastre», afirma el concejal de Los Republicanos del norte de París. La inseguridad, ¿primer reto de las autoridades? En cualquier caso, ése es el riesgo, mientras los servicios del Estado llevan a cabo una gran limpieza de superficie, mientras continúa la distribución de los inmigrantes en las zonas rurales… ¡Una mierda!

Hablábamos de Notre-Dame y de la Torre Eiffel. Estos dos monumentos, símbolos históricos de París, son por desgracia un reflejo de en qué se está convirtiendo Francia. Mientras los alrededores de la Torre Eiffel se han convertido en un tugurio, la catedral se recupera de un incendio que casi la destruye por completo. Sólo nos queda esperar que Francia vuelva a levantarse algún día.

Nota: Cortesía de Boulevard Voltaire