Destacados: Geopolítica | Inmigración | Libros | Vox

       

Entrevistas

Constantin von Hoffmeister: «El pensamiento de Spengler desafía los puntos de vista tradicionales»


A.S. | 26/02/2023

 Nuevo libro de José Antonio Bielsa Arbiol: Masonería vaticana

Constantin von Hoffmeiste ha realizado recientemente varias traducciones de obras de Spengler. Entre ellas se incluye una revisión de la traducción de Charles Francis Atkinson de La decadencia de Occidente y dos traducciones recientes de Prusianismo y socialismo de Spengler y de su obra, hasta ahora sin traducir, Primeros días de la historia del mundo. Esta última ha suscitado un gran interés en Twitter, donde han surgido numerosos hilos que introducen esta obra en el discurso anglófono por primera vez. Tras leerlo, decidí ponerme en contacto con Constantin para una entrevista. A continuación, hablamos de la obra de Spengler y de las traducciones de Constantin. Tanto Primeros días de la historia del mundo como Prusianismo y socialismo pueden adquirirse en Legend Books clickando aquí.

A.S.: ¿Puede hablar a los lectores un poco sobre usted y cómo se interesó por la obra de Oswald Spengler?

Constantin von Hoffmeister: Soy bilingüe, de padre alemán y madre estadounidense. Pasé mis años de formación en Alemania, pero me trasladé a Estados Unidos cuando era adolescente y estudié el bachillerato en Arizona. Me licencié en inglés y ciencias políticas en la Universidad de Nueva Orleans. He vivido y trabajado en varios países, entre ellos la India, donde escribí artículos para periódicos indios en inglés, Uzbekistán, donde di clases en una escuela primaria privada británica, y Rusia, donde impartí formación en inglés comercial a directores y gerentes de varias empresas.

Mi exposición a distintas culturas e idiomas me ha dado una perspectiva única y la capacidad de desenvolverme con soltura en situaciones interculturales complejas. Mi fascinación por las obras de Oswald Spengler comenzó cuando un amigo del instituto me regaló una versión abreviada de La decadencia de Occidente. Esta experiencia resultó ser transformadora y despertó en mí una pasión por las ideas de Spengler que me llevó a buscar y devorar todas las ediciones originales en alemán. Mi interés por las obras de Spengler ha seguido inspirando e informando mi pensamiento, especialmente cuando se trata de asuntos relacionados con el destino de la civilización occidental.

¿Qué le motivó a empezar a producir traducciones?

Como verdadero perfeccionista de corazón, a veces me encontraba insatisfecho con las traducciones existentes de diversas obras, incluidas las de Oswald Spengler y otros autores notables. Impulsado por mi amor a la lengua y mi deseo de compartir estos importantes textos con los lectores de habla inglesa, decidí embarcarme en un viaje de traducción.

Con un ojo agudo para el detalle, me volqué en el trabajo, decidido a producir traducciones que hicieran justicia a los textos originales. Mis esfuerzos no sólo me han permitido satisfacer mi propio nivel de exigencia, sino que también han contribuido a dar a conocer a un público más amplio obras no traducidas anteriormente.

Me siento muy orgulloso de la calidad de mis traducciones, y es inmensamente gratificante saber que mi trabajo ha contribuido a hacer accesibles estas importantes obras a una nueva generación de lectores. Para mí, el arte de la traducción no es sólo un trabajo, sino una pasión que me impulsa a seguir superando los límites de lo posible en el campo de la traducción literaria.

Charles Francis Atkinson (CFA) ha sido considerado durante mucho tiempo como el «patrón oro» de las traducciones de Spengler. A través de su trabajo con Arktos, ha realizado una traducción revisada de La decadencia de Occidente. ¿Qué tipo de cambios introdujo en la traducción de CFA?

No hice ningún cambio. Me limité a corregir erratas evidentes y otros errores que, al parecer, nunca se habían corregido desde que se publicó por primera vez hace casi cien años.

He observado que, en el prefacio del traductor, CFA menciona lo difícil que puede resultar traducir ciertos pasajes. ¿Cuáles son algunas de las dificultades de plasmar el estilo de Spengler en inglés?

Captar el estilo de Spengler en inglés puede ser difícil por varias razones. En primer lugar, Spengler era conocido por su estilo de escritura denso y complejo, que incorpora muchos términos técnicos, neologismos y metáforas difíciles de traducir directamente al inglés. Su uso del vocabulario filosófico y científico alemán también añade una capa adicional de complejidad a la tarea de traducir sus obras. Encontrar términos y frases equivalentes que transmitan el mismo significado en inglés puede ser una tarea difícil.

En segundo lugar, los escritos de Spengler empleaban a menudo un estilo altamente metafórico y poético profundamente arraigado en la cultura y la literatura alemanas. Esto hace difícil captar todo el significado y las connotaciones de su lenguaje en la traducción, ya que muchas de sus metáforas y referencias culturales son exclusivas de la lengua y la cultura alemanas.

En tercer lugar, las obras de Spengler incorporan a menudo un estilo muy idiosincrásico y personal, lo que dificulta a los traductores separar la voz del autor del contenido de sus ideas. Esto requiere un profundo conocimiento de las ideas filosóficas e históricas de Spengler y la capacidad de transmitirlas de forma que se conserven el significado y el tono pretendidos por el autor.

En general, la traducción de las obras de Spengler requiere no sólo un profundo conocimiento tanto del alemán como del inglés, sino también una profunda comprensión del estilo, la filosofía y el bagaje cultural únicos de Spengler.

En la introducción, Spengler emplea la frase de Goethe «exakte sinnliche Phantasie» para describir su enfoque de la determinación de las formas históricas. La traducción de CFA lo traduce como «talento intelectual». No fue hasta que revisé el alemán cuando me di cuenta de que Spengler estaba citando directamente los escritos científicos de Goethe al utilizar esa frase. Una traducción más literal sería «imaginación sensorial exacta». En el prefacio del traductor, Atkinson menciona esta frase en particular como difícil de traducir. Lo disculpé porque supuse que no estaba muy familiarizado con los escritos filosóficos de Goethe y, por tanto, la intención literal de Goethe detrás de la frase se le escapó un poco a Atkinson. Pero esto me hizo preguntarme: ¿tiene la traducción de la CFA alguna otra traducción al inglés inusual o incluso inexacta?

Es posible que la traducción de la CFA de Spengler contenga otras versiones inglesas inusuales o incluso inexactas, ya que la traducción es un proceso complejo y a menudo subjetivo. En cualquier traducción, siempre existe el riesgo de perder parte del significado o matiz original, sobre todo cuando se trata de ideas complejas y referencias culturales.

En el caso de la frase «exakte sinnliche Phantasie», está claro que la traducción de CFA optó por utilizar «flair intellectuel» como aproximación a la idea, al tiempo que reconocía en el prefacio del traductor que una traducción más literal podría ser difícil de lograr. Aunque es posible que esta traducción no capte plenamente el significado de la frase original en alemán, en última instancia corresponde al lector decidir si la traducción al inglés es adecuada.

Como con cualquier otra traducción, es importante acercarse a la traducción de la CFA de las obras de Spengler con ojo crítico y consultar otras traducciones o el texto original alemán en caso de duda sobre la exactitud o adecuación de una determinada interpretación.

Ahora quiero desviar la conversación hacia sus esfuerzos más recientes. Recientemente ha realizado dos traducciones de Spengler: Prusianismo y socialismo y Primeros días de la historia del mundo. La publicación de Los primeros días de la historia del mundo ha suscitado gran expectación en Twitter en los últimos meses. Para quienes no lo sepan, Early Days of World History nunca se había traducido al inglés. Su traducción es la primera vez que el mundo anglófono puede sumergirse en las investigaciones de Spengler sobre la prehistoria. ¿Puede hablarnos de los antecedentes de esta obra? ¿En qué estado se encontraba en el momento de la muerte de Spengler y cómo se publicó originalmente?

Primeros días de la historia del mundo era una de las principales obras en las que trabajaba Oswald Spengler en el momento de su muerte, en 1936. Es una obra fragmentaria, y muchas secciones consisten en notas o frases incompletas. Spengler dejó extensas notas y fragmentos para el libro, pero no tuvo oportunidad de organizarlos y completarlos antes de su muerte. Como resultado, el texto es a menudo difícil de leer y carece de la coherencia y estructura de otras obras de Spengler. Sin embargo, a pesar de su carácter fragmentario, Primeros días de la historia del mundo sigue siendo una fuente importante de las ideas de Spengler sobre el primer periodo de la historia mundial y de su filosofía de la historia en general.

Dado que la obra quedó como una serie inacabada de notas, imagino que debe haber habido muchos retos asociados a su traducción. ¿Puede describir algunos de ellos?

En La decadencia de Occidente, Spengler presentó una visión cíclica de la historia en la que las culturas atraviesan un ciclo vital predecible de nacimiento, crecimiento, madurez y decadencia. Sin embargo, en sus obras posteriores, como El hombre y la técnica y Tiempo de incertidumbre, Spengler pareció apartarse de esta visión cíclica de la historia y adoptar una perspectiva más lineal.

Además, las obras posteriores de Spengler, como El hombre y la técnica y Prusianismo y socialismo, se centraron más en el impacto de la tecnología y el auge de la máquina en la civilización humana. En estas obras, Spengler sostenía que la máquina no era simplemente una herramienta, sino una nueva forma de vida que estaba transformando el mundo de un modo sin precedentes en la historia de la humanidad. Creía que la tecnología no sólo estaba cambiando las condiciones materiales de la vida, sino que también estaba transformando la propia naturaleza humana.

Sin embargo, aunque las obras posteriores de Spengler se centraron más en el impacto de la tecnología, no abandonaron por completo su anterior visión cíclica de la historia. En su lugar, presentaron una especie de síntesis entre las visiones cíclica y lineal de la historia, en la que las culturas seguían atravesando un ciclo vital de nacimiento, crecimiento y declive, pero también estaban sujetas a fuerzas externas, como el cambio tecnológico, que podían acelerar o desacelerar este ciclo vital.

En general, aunque la visión de la historia de Spengler evolucionó algo en sus obras posteriores, siguió comprometido con la idea de que las culturas atraviesan ciclos vitales predecibles de nacimiento, crecimiento y declive. Sin embargo, también reconoció la importancia de factores externos, como el cambio tecnológico, en la configuración del curso de la historia humana.

¿Tuvieron las ideas expresadas en Los primeros días de la historia del mundo alguna repercusión directa en los campos de la antropología, la arqueología y/o la historia? ¿O la prematura muerte de Spengler las dejó relativamente desconocidas y sin estudiar?

No está claro hasta qué punto las ideas de Spengler en Los primeros días de la historia del mundo tuvieron un impacto directo en los campos de la antropología, la arqueología y la historia. La muerte prematura de Spengler en 1936, antes de que el libro estuviera terminado, puede haber contribuido a su relativa oscuridad en comparación con La decadencia de Occidente. Sin embargo, algunos estudiosos han señalado la influencia de las ideas de Spengler en pensadores posteriores de estos campos. Por ejemplo, algunos han sugerido que el enfoque de Spengler sobre la unidad de la cultura y la necesidad de entender las culturas en sus propios términos anticipó las tendencias posteriores de la antropología y los estudios culturales. Spengler fue básicamente un precursor del relativismo cultural. Además, el énfasis de Spengler en la importancia de los ciclos históricos y la necesidad de comprender los fenómenos históricos en su contexto cultural y civilizacional más amplio se ha considerado influyente en los estudios históricos y comparativos. En general, aunque el impacto de las ideas de Spengler en Los primeros días de la historia del mundo puede ser difícil de medir, siguen siendo objeto de interés y debate entre los estudiosos de la historia, la antropología y los estudios culturales.

Además de Primeros días de la historia del mundo, existe otro volumen póstumo de la obra inacabada de Spengler titulado Urfragen (Cuestiones primordiales). Aún no se ha traducido al inglés. ¿Tiene previsto traducir esta obra? ¿Hay algo que pueda decirnos sobre Urfragen?

Sí, está en mi lista de futuras traducciones. El libro consiste en notas y ensayos que Spengler escribió a lo largo de su vida, pero que no organizó en una obra coherente. El título del libro hace referencia a las cuestiones fundamentales que Spengler creía que estaban en la raíz de todas las culturas humanas, como el significado de la vida y la muerte, la naturaleza de la existencia y el propósito de la historia.

Algunos consideran que Urfragen es la culminación del pensamiento de Spengler, ya que refleja sus ideas más maduras y desarrolladas sobre estas cuestiones fundamentales. Sin embargo, como el libro quedó inacabado en el momento de la muerte de Spengler, sigue sin estar claro cómo pretendía desarrollar más estas ideas, o cómo las habría sintetizado finalmente en un sistema filosófico coherente.

También ha traducido recientemente el tratado político de Spengler Prusianismo y socialismo. ¿Podría resumir algunas de las ideas del texto?

El prusianismo es un fenómeno cultural y político que surgió en Prusia durante el siglo XVIII, caracterizado por un fuerte sentido del deber, la disciplina y el orden. Enfatiza la importancia del Estado y la superioridad de la cultura germánica. El socialismo, tal y como se desarrolló en Alemania, también se vio influido por los valores prusianos. Spengler sostiene que el socialismo alemán no fue un movimiento proletario, sino más bien un movimiento de las clases media y alta desilusionadas con la democracia liberal de la República de Weimar.

Su edición de Prusianismo y socialismo también incluye el ensayo de Spengler «La doble cara de Rusia y los problemas alemanes en el Este». ¿Puede hablarnos un poco sobre este ensayo y por qué se incluyó en esta edición?

«La doble cara de Rusia y los problemas alemanes en el Este» es un ensayo escrito por Spengler en 1922. En el ensayo, Spengler examina la relación entre Rusia y Alemania, así como los complejos problemas políticos y culturales que existen entre ambos países.

Spengler sostiene que Rusia tiene una «doble cara». Por un lado, es una nación con un patrimonio cultural rico y único, profundamente ligado a la tierra y a los ritmos de la naturaleza. Por otro, es también una nación con una fuerte vena autoritaria y tendencia a la centralización burocrática y la ingeniería social.

Spengler explora también las cuestiones históricas y geopolíticas que han provocado el conflicto entre Alemania y Rusia, incluida la competencia por el dominio de Europa Central y Oriental, así como el choque entre las culturas de ambas naciones. Argumenta que Alemania ha estado históricamente atrapada entre los dos polos de la cultura occidental y oriental, y que esto ha dificultado que Alemania encuentre una identidad política y cultural estable.

En general, «La doble cara de Rusia y los problemas alemanes en el Este» es un documento importante para comprender la visión de Spengler sobre la geopolítica y la historia cultural, y sus ideas sobre los retos a los que se enfrentan las naciones modernas tras el colapso de las estructuras culturales tradicionales. Incluí el ensayo por su relevancia en el actual clima geopolítico de tensiones entre Occidente y Rusia.

¿Cuál cree que ha sido el legado a largo plazo de las obras políticas de Spengler?

El legado a largo plazo de la obra política de Spengler es complejo y controvertido. Por un lado, sus ideas fueron adoptadas por algunos movimientos políticos de principios del siglo XX, en particular los asociados a la Revolución Conservadora. Estos movimientos pretendían redefinir el significado del conservadurismo, rechazando los valores liberales de la Ilustración y abogando por un retorno a los valores tradicionales y un Estado fuerte y autoritario.

Sin embargo, la obra de Spengler también fue criticada por su pesimismo, determinismo cultural y rechazo de la democracia. Más tarde, los nazis se apropiaron de muchas de sus ideas y afirmaron que estaban cumpliendo la profecía de Spengler sobre la «decadencia de Occidente» y el surgimiento de un nuevo orden autoritario.

A pesar de estas críticas, la obra de Spengler sigue siendo estudiada y debatida por académicos de diversos campos, como la filosofía, la historia y la ciencia política. Algunos afirman que sus ideas sobre los ciclos culturales, la importancia de la tradición y las limitaciones de la razón siguen siendo relevantes hoy en día, sobre todo ante la globalización y la erosión de los valores tradicionales. Otros sostienen que su obra está demasiado arraigada en el contexto histórico específico de su época y que sus teorías son excesivamente deterministas y esencialistas.

Para terminar, quiero hacerle algunas preguntas sobre la influencia de Spengler en la actualidad. Parece que hay una nueva generación de interesados en la obra de Spengler. En los últimos años, hemos visto el nacimiento de organizaciones como la Sociedad Oswald Spengler. Están empezando a organizar conferencias que muestran los análisis spenglerianos de la historia, la cultura y la política. Además, he observado que internet muestra un interés creciente por las ideas de Spengler. Parece que hay mucho entusiasmo por Spengler. ¿Por qué hay tanto interés renovado por Spengler?

Hay varias razones por las que se ha renovado el interés por Spengler en los últimos años. Una de ellas es la crisis que se percibe en la civilización occidental, especialmente tras la crisis financiera de 2008 y los cambios políticos, económicos y sociales del siglo XXI. Las opiniones pesimistas de Spengler sobre el declive de la civilización occidental y la naturaleza cíclica de la historia han calado en algunos que ven paralelismos entre la situación actual y el declive de civilizaciones pasadas.

Otra razón del renovado interés por Spengler es su análisis del auge del autoritarismo y el papel de la tecnología en la sociedad moderna. Las obras de Spengler anticipan muchos de los acontecimientos que han tenido lugar en los siglos XX y XXI, como el auge de los regímenes totalitarios, el impacto de los medios de comunicación de masas y las tecnologías de la comunicación, y el declive de los valores y las instituciones tradicionales.

Por último, existe también un renovado interés por el estilo literario de Spengler y la forma en que mezcla el análisis histórico con la crítica cultural y la reflexión filosófica. Algunos estudiosos consideran a Spengler una figura importante en el desarrollo del modernismo literario y el uso de técnicas literarias en la escritura de no ficción. El énfasis de Spengler en la relatividad de los valores culturales y su rechazo de las verdades universales y absolutas anticipan en cierta medida el posmodernismo.

¿Qué importancia tiene leer a Spengler hoy en día?

Leer a Spengler hoy puede ser importante por varias razones. En primer lugar, su obra ofrece una perspectiva única de la historia y la cultura que desafía los puntos de vista occidentales tradicionales. La visión cíclica de la historia de Spengler, por ejemplo, cuestiona la idea de progreso y la inevitabilidad del dominio occidental. Esto puede ayudar a los lectores a pensar de forma más crítica sobre sus propios supuestos y a desarrollar una comprensión más matizada del mundo.

Después de pasar tanto tiempo leyendo y traduciendo a Spengler, ¿ha cambiado en algo su perspectiva sobre su pensamiento?

En absoluto. Simplemente ha consolidado mis puntos de vista sobre su filosofía. Después de todos estos años, sigue siendo el hombre del momento.

Fuente: The Oswald Spengler Project